Por Camilo Morales
15 junio, 2022

Aunque al comienzo su familia y su novia se preocuparon por su decisión, ya que estaba alquilando un departamento, con el tiempo supieron que lo hacía feliz. “Decidí que no iba a pasar más tiempo en un trabajo que no disfrutaba”, dijo Grant.

No todos quienes llevan una vida estable y con un empleo fijo están necesariamente felices dentro suyo. Hay algunas personas que cierta rutina y monotonía en sus vidas les perjudica a nivel de salud mental y necesitan buscar algún tipo de cambio.

Ese era el caso de Grant Simpson, un hombre de 25 años que trabajó en ventas durante un tiempo en un horario de 9 de la mañana a 5 de la tarde.

Instagram @transientearth

A pesar de que le iba bien en su rubro y que no tenía problemas económicos, ya que con ese dinero podía alquilar un departamento, sentía que algo en su estado de ánimo no andaba bien. Fue así que decidió tomar una drástica decisión: renunció a su trabajo y emprendió un viaje de más de 160 mil kilómetros alrededor del mundo.

Grant había juntado un poco de dinero justo antes de renunciar a su trabajo como vendedor un poco antes de que comenzara la pandemia de COVID-19. El joven utilizó ese capital para comenzar su aventura.

Instagram @transientearth

Emprendería su viaje a principios de 2020, pero la pandemia lo retrasó todo. “Sabía que tendría que esperar un poco más hasta poder viajar, pero decidí que no iba a pasar más tiempo en un trabajo que no disfrutaba“, explicó.

Instagram @transientearth

Antes de tener esta necesidad por viajar el joven explicó que la prioridad en su trabajo era tener dinero y gastarlo en sus necesidades, pero que esa forma de vida comenzó a agotarlo poco a poco. Ahora quería más felicidad personal y libertad.

Instagram @transientearth

Grant ha tenido la posibilidad de visitar más de 20 países y 4 continentes, pero antes de eso tuvo que vencer los prejuicios y las preocupaciones de su familia. “Cuando renuncié por primera vez, mi familia y mi novia estaban preocupadas porque tenía que pagar las facturas y el alquiler, ya que vivía en mi propio departamento“, contó. 

Pero tras un tiempo viajando notaron que en realidad estaba más feliz que antes. Además, con esto descubrió una pasión: la fotografía.

Instagram @transientearth

Gracias a este rubro ha podido ganar un sustento y mantenerse viajando constantemente. Y aunque ya lleva cientos de lugares visitados dice que quiere seguir haciéndolo mientras esté vivo. “He experimentado tantos momentos increíbles hasta ahora, y estoy muy feliz de haber podido capturarlos en el camino“, narró.

Sus próximas metas son visitar algunos países de Asia y el Pacífico Sur. Mientras tanto, está residiendo en Australia. Hasta ahora ha sido un viaje increíble y estoy muy feliz de haber tomado la decisión de dejar mi trabajo para hacer esto“.

Puede interesarte