Por Cristofer García
7 diciembre, 2021

“Quería dar la prueba y si no me conforma el puntaje, bueno la puedo volver a rendir hasta conseguir algo que me satisfaga. La quiero rendir para no dejar nada pendiente para después del trasplante”, dijo Diego Arce Jiménez, estudiante chileno de 20 años diagnosticado con una cardiopatía.

En Chile comenzaron las Pruebas de Transición para la Admisión Universitaria para que los estudiantes empiecen su proceso para llegar a la educación superior y son muchos los jóvenes que están enfocados en esa meta. Sin embargo, hay un caso en especial que resaltó sobre los demás.

Se trata de Diego Arce Jiménez, un chico de 20 años que se encuentra internado en el Hospital Gustavo Fricke de Viña del Mar, en la región de Valparaíso, lugar desde el cual tuvo que rendir su prueba.

Familia Arce Jiménez

Según reseñó Bío Bío, el joven fue diagnosticado con una cardiopatía de origen genético y está en espera de un trasplante de órgano, por lo cual ha debido permanecer en la Unidad de Paciente Crítico Cardiovascular durante 116 días, desde donde presentó su prueba de Comprensión Lectora este lunes, 6 de diciembre, a las 10:00 de la mañana.

“Estoy bien, tranquilo, el proceso fue como una prueba común, hasta ahora se me hizo más o menos fácil, pero no sé como va a ser el puntaje“, comentó Diego.

El Departamento de Evaluación, Medición y Registro Educacional (Demre) se encargó de supervisar la prueba del joven, cuya fotografía se volvió viral en internet, cuando hizo la aplicación con su bata y sentado en una camilla de hospital. A pesar de la situación que atraviesa está confiado en que podrá llegar a la carrera que desea.

Familia Arce Jiménez

“Que esté hospitalizado no significa que tenga que pausar toda mi vida, entonces la quería dar y si no me conforma el puntaje, bueno la puedo volver a rendir hasta conseguir algo que me satisfaga. La quiero rendir para no dejar nada pendiente para después del trasplante“, expresó el joven.

“Me gustaría estudiar Ingeniería Civil Industrial, hay varios amigos que estudian lo mismo y me llama la atención por el trabajo administrativo que puede ser en varias áreas, porque después del trasplante, como uno toma inmunosupresores al tener defensas bajas, no se puede exponer”, añadió.

De acuerdo a su madre, Pía Jiménez Durán, Diego ha estado dejando un lado sus estudios por su condición médica, pero está decido a conseguirlo ahora.

“Llevaba mucho tiempo esperando, postergando sus estudios por el tema de la enfermedad y se dio una gestión maravillosa de parte del Hospital junto con el Ministerio, para que él pudiera rendir la prueba estando en las condiciones que está, aquí en la UCI, entonces, está feliz”, dijo.

“Yo creo que es un precedente para que cualquier niño, ni Dios lo quiera, pueda estar en las mismas condiciones de Diego, en estos momentos, pueda rendir y pueda seguir desarrollándose como persona”, añadió la madre.

Familia Arce Jiménez

Tanto la familia como el joven agradecen la oportunidad que le dieron para pode rendir su prueba y los involucrados esperan que todos los jóvenes en este condición tengan el mismo apoyo.

“Este proceso tiende a la inclusión, necesitamos mucho de inclusión y no por estar enfermos, no por estar en un hospital, no puedan tener la oportunidad que todos los jóvenes debieran tener para formarse y seguir creciendo y progresando. Yo creo que él es un ejemplo para el país”, dijo el jefe de la Unidad de Paciente Crítico Cardiovascular, Dr. Oneglio Pedemonte.

Puede interesarte