Por Cristofer García
12 abril, 2021

Hunter David no toleraba pasar un día más con sus grandes orejas, pequeña barbilla y dientes sobresalientes. Eso le costó tres años de mucho dolor y tratamientos, pero le encanta su cambio.

Hay quienes se sienten inconformes con la apariencia con la que vinieron al mundo y buscan distintas formas de resolverlo. Gracias al avance de la medicina estética y las cirugías plásticas, hoy en día existen muchas opciones para hacer los cambios físicos que se deseen.

Sin embargo, están casos como el de Hunter David que requieren un proceso más complicado. Este joven de Florida, Estados Unidos, odiaba su anterior apariencia y estaba dispuesto a hacer lo que fuese necesario para cambiarla. Pero no era solo una cosa por modificar, sino que quería cambiar totalmente su rostro.

@hunterdavid18 / TikTok

No estaba a gusto con su barbilla pequeña, tampoco con su dentadura sobresaliente ni con sus orejas grandes. Por esa razón, para él no fue problema tener que someterse a 9 cirugías estéticas para darle forma al rostro que siempre quiso.

Hunter tenia toda la disposición para hacer su sueño realidad, porque no soportaba seguir viviendo con la apariencia que tenía. Pero esto le costó un proceso largo y doloroso, donde las lágrimas no faltaron.

@hunterdavid18 / TikTok

Tal como lo narra en publicaciones en su cuenta en la red social TikTok, para él, aunque fue una transformación difícil, valió toda la pena y ahora está satisfecho con el resultado.

@hunterdavid18 / TikTok
@hunterdavid18 / TikTok

“Director de no hacerte esperar, guapo y sin dolor”, comentó Hunter, quien se identifica como un ejecutivo en transformaciones de mandíbula. En esa publicación se puede ver el antes y después de su rostro.

@hunterdavid18 / TikTok
@hunterdavid18 / TikTok

Ahora, este joven luce su nueva cara con total orgullo y ya no parece la misma persona que era antes. Tiene una apariencia fresca como si hubiese salido de una revista de moda, por lo cual no podría estar más contento con su cambio.

Fueron tres años duros, de cirugías y tratamientos, pero ahora lo celebra con una enorme sonrisa, aunque aún debe someterse a tratamientos para poder mover la mandíbula correctamente.

Puede interesarte