Por Constanza Suárez
13 octubre, 2020

Zury festejó junto a su familia y amigos, pero también con personas de escasos recursos y que viven en la calle. Gozaron de grandes cantidades de comida y diversión.

Zury Yamileth Solís es una joven de Chihuaha, México que decidió celebrar sus esperados quince años de una forma muy especial. Aunque organizó una fiesta, como la mayoría de las adolescentes acostumbran, los invitados eran especiales: personas sin hogar. 

Tras repartir las invitaciones en persona, Zury vivió una fiesta llena de comida, hermosa decoración, baile y mucha diversión, que compartió con quienes más lo necesitan. Su tio, Carlos Mayorga, compartió fotografías y videos de la celebración en su cuenta de Facebook, que finalmente se volvieron viral. 

Facebook Carlos Mayorga
Facebook Carlos Mayorga

Mayorga anuncia que tienen preparado todo un banquete y Zuy y su familia reparten la comida. Para la fiesta pusieron mesas con manteles blancos y listones rosas para recibir a los invitados en el Monumento a Juárez de Chihuahua. La quinceañera posó sirvió distintos guisados a la enorme fila de personas que llegó al evento del pasado 9 de octubre. 

Facebook Carlos Mayorga

Según relató Aurelio González Mayorga, padre de Zury, a medios locales, la idea de regalar comida a personas en situación de calle fue la adolescente, que ya lleva más de un año trabajando en el colectivo Angeles Mensajeros, organización que ayuda a estas personas. Aunque al principio les pareció una idea “loca”, terminaron apoyándola. 

“Creíamos que era el pretexto perfecto para acercarnos con estos hombres y mujeres que deambulan por las calles y que muchas veces batallan para llevarse un pan a la boca, es por ello que más de 650 platillos se entregaron para compartirlos con estos hombres e inclusive familias completas”, dijo su tío Carlos Mayorga.

Facebook Carlos Mayorga
Facebook Carlos Mayorga

En total, la familia repartió 500 tacos de discada, 150 porciones de frijoles charros, 15 pasteles y 200 litros de agua fresca. Además, la quinceañera obsequió una muñeca a una niña de tres años que asistió con su mamá a comer.

Puede interesarte