Por Diego Aspillaga
19 noviembre, 2021

Tahj Oliver decidió invitar a Evelyn al baile no por lástima ni por hacer una buena acción, sino porque le gusta estar con ella y la ve como cualquier otra chica.

Existen quienes ven a las personas con algún tipo de capacidad especial como cargas, como objetos rotos, como simples víctimas de la vida.

Lo que estos individuos no saben es que estas personas son seres llenos de luz, determinación y felicidad y que son tan capaces de funcionar, amar y pasar un buen momento como los mal llamados “normales”.

@selene98

Para la suerte de Evelyn Araujo, una joven con parálisis cerebral oriunda de Illinois, Estados Unidos, sus amigos saben que ella es un ser humano alegre, capaz y muy feliz.

Así lo demostró Tahj Oliver, su mejor amigo y quien la invitó a ser su pareja para su fiesta de fin de año apenas supo la fecha del baile de graduación.

En su momento Oliver, con 18 años, se hizo amigo de Evelyn, cuando eran estudiantes de segundo año y la pareja se llevó bien. “Acaba de comenzar un día”, dijo Oliver a InsideEdition.com. “Solo le dije hola y desde ahí no hemos dejado de sonreír”.

@selene98

Finalmente comenzaron a enviar mensajes de texto y se hicieron cercanos. Entonces, cuando Oliver se enteró del baile de graduación, rápidamente comenzó a planear su “propuesta” para Araujo.

El joven de 18 años levantó un cartel gigante de color rosa con las palabras: “¿Graduación?“, cuando Araujo entró en una de las aulas de la escuela el mes pasado.

“Le pregunté. Estaba tan sorprendida y súper feliz”, dijo Oliver.

@selene98

Oliver, que tiene primos con necesidades especiales, dijo que sabe cuánto importan las pequeñas cosas.

“Fui a su casa y le traje flores y le puse el ramillete. Fuimos juntos al baile de graduación”, dijo el joven.

Oliver dijo que la pareja bailó toda la noche en la fiesta temática de disfraces el 2 de abril.

@selene98

“Ella me agotó en la pista de baile, aseguró el joven.

Araujo y Oliver habían enviado mensajes de texto antes del baile sobre las canciones a las que podrían bailar lentamente y la madre de Araujo lo hizo posible.

En un video publicado en Twitter, Oliver y Araujo pueden verse bailando lentamente mientras Araujo sonríe brillantemente.

@selene98

“Dios bendiga a este joven, la invitó al baile de graduación y [bailó] toda la noche con ella se divirtieron mucho”, dijo la madre de Araujo, Selene, en Twitter.

Las personas con capacidades diferente no necesitan de caridad, sino de empatía de lo demás y de la conciencia de que son personas normales, felices y rodeados de buenos familiares y amigos que los hacen sonreír cada vez que pueden.

Puede interesarte