Por Felipe Costa
25 marzo, 2021

Sammy Basso nació en 1995 y le pronosticaron solo 13 años de vida. Hoy, con 25, derriba todo pronóstico y ha concentrado sus esfuerzos en estudiar, con el fin de hallar tratamientos que frenen la muerte prematura de los 70 niños que sufren la enfermedad en el mundo. Su calificación final fue de 107/110. Un genio.

Toda Italia en este momento debería estar orgullosa de este nuevo doctor en Biología Molecular titulado en su país, y no es nada más ni nada menos que un joven que padece de progeria. Su nombre es Sammy Basso y seguramente muchos lo reconozcan como el joven científico que años atrás logró graduarse de la universidad pese a su condición. Pues Sammy no ha dejado de esforzarse por cumplir sus sueños y hoy sigue derribando barreras.

Sammy Basso

Basso, ha vencido todo pronóstico. Al nacer le dijeron a su familia que no viviría más allá de 13 años, algo de lo que el pequeño se volvió consciente una vez alcanzó esa edad y demostraba seguir tan bien como siempre. Los doctores en aquel entonces aseguraron que era posible, pues algunas personas con progeria pueden llegar hasta los 20 años.

Han pasado más de 10 años desde entonces y Sammy, hoy con 25 años, ha barrido con todo pronóstico médico y ha convertido su condición en su inspiración para ser el profesional que salve su propia vida: como científico quiere buscar la forma de retrasar su enfermedad.

Sammy Basso

Para ello, tras terminar la universidad, ha continuado sus estudios y en la actualidad acaba de terminar su maestría en Biología Molecular en la Universidad de Padua, Italia, luego de una pasantía en el Instituto de Genética Molecular del Consejo Nacional de Investigaciones de Bolonia, según informó la propia fundación creada por el joven llamada Asociación Italiana Progeria Sammy Basso. Con dicho grado, será capaz de desarrollar investigaciones en un campo más profundo, siendo él, su propio sujeto de estudio.

Sammy Basso, nació en 1995 afectado por la progeria o también conocida como el síndrome de Hutchinson-Gilford, una enfermedad sumamente rara que afecta a uno de cada 4 a 8 millones de personas, por lo que se estima que en todo el mundo hay alrededor de 70 jóvenes que actualmente la padecen. Al igual que al chico italiano, por lo que ha podido recabar la ciencia, a estos recién nacidos se les pronostica una edad media de entre 13 a 20 años.

Sammy Basso

El síndrome se puede detectar a simple vista por el envejecimiento prematuro de los niños. Hasta el momento no existe una cura o tratamiento que logre extender la vida, pero sí medicamentos que ayudan a paliar los dolores.

Associazione Italiana Progeria Sammy Basso onlus

Convencido de que aún hay mucho por descubrir, Basso está dispuesto a conseguir fondos que le permitan investigar sobre la progeria y desarrollar así tratamientos experimentales que sean un aporte para el mundo, al igual que una esperanza para él y las decenas de niños que deben vivir con la enfermedad.

Puede interesarte