Por Macarena Faunes
20 junio, 2019

«Su reacción al usar los zapatos no tiene precio», comentó Laura Grier al regalarle uno de sus calzados 😍

Una de las satisfacciones más grandes que tienen las mujeres es comprarse ropa nueva. La sensación de lucir una prenda que tanto queríamos por primera vez es fabulosa. La felicidad es el triple cuando se trata de una persona de escasos recursos, que nunca en su vida se hubiera imaginado que podría llegar a tener lo que tanto le costó.

Un grupo de visitantes del Parque Nacional Bwindi, en Uganda, presenció un maravilloso momento cuando Laura Grier, una mujer que se encontraba paseando en bus por el lugar, vio a una mujer descalza, por lo que le pidió al chofer que detuviera el vehículo para poder ayudarla.

Facebook Laura Grier

Al bajar del auto, la joven sacó un par de zapatos que tenía en su maleta y se las regaló.

Facebook Laura Grier

Era la primera vez que la ugandesa usaba calzado, por lo que la celebró con gran alegría. Bailó y cantó demostrando su felicidad, tal como contó Laura a Newsflare.

«Cuando vi a la mujer descalza al costado de la carretera, insté a mi conductor a que se detuviera, la mujer estaba descalza y nunca antes había tenido zapatos».

-Laura Grier a Newsflare-

Facebook Laura Grier

Laura comentó que llevó un par de zapatos deportivos por si sentía que tenía que dárselos a una persona que de verdad lo necesitara, y este fue el momento indicado. Incluso, llegó a emocionarse por esta noble acción. «Trajo lágrimas a mis ojos», confesó al medio de comunicación.

Facebook Laura Grier

El conductor del bus es quien la ayuda a ponérselos, comenzando por el calzado derecho. Antes de que la curiosa gente que estaba en el lugar comience a amontonarse para mirar, el hombre alcanzó a atarle los cordones.

Facebook Laura Grier
Facebook Laura Grier

Una vez puestos, la alegre mujer comenzó a zapatear el suelo y agitar los brazos en señal de celebración, momento que fue grabado por una de las amigas de Grier.

Facebook Laura Grier
Facebook Laura Grier
Facebook Laura Grier

Realizar un acto de caridad hacia un desconocido que necesita ayuda, sin pedir nada a cambio, es uno de los gestos más nobles que tiene el ser humano. Si bien es cierto, no puedes cambiarle su realidad a esa persona, sí puedes alegrarle el día.

Puede interesarte