Por Luis Lizama
5 enero, 2021

Se trata del estudiante colombiano Daniel Giraldo, quien pudo ingresar a Medicina en la Universidad de Antioquia. Es un ejemplo de perseverancia y esfuerzo. ¡Felicidades! 👏🏻

La vida está llena de retos. Algunas personas deben atravesar más que otras, pero siempre con resiliencia, esfuerzo y dedicación, se pueden saltar las vallas. Ejemplos hay por montón, desde grandes profesionales hasta genios del mundo, que han doblado la mano al destino y conseguido sus anhelos.

El joven que protagoniza esta historia podría representar algo similar ya que luego de 13 intentos, pudo ingresar a la universidad, en la carrera que anhelaba. Estudiará Medicina.

El colombiano

Y no fue poco. Trece veces y un largo tiempo, fue lo que debió esperar Daniel, quien hoy por hoy se ha convertido en noticia y ejemplo. Muy pocas personas tienen tal capacidad de perseverancia, casi nadie. 

Sus múltiples intentos no son producto de falta de capacidades, muy por el contrario, siempre ha mostrado afinidad con la medicina. En el camino aparecieron diversos problemas, de diversa índole, pero jamás borraron su sueño.

No fue para nada fácil, obviamente.A pesar de sus buenas calificaciones en el colegio, sus 70 puntos en la prueba de ingreso no fueron suficientes, requería 78. Intentó e intentó, hasta que lo consiguió.

Imagen referencial – Universidad de Chile

Él mismo ha dicho que es un ejemplo de “terquedad”, porque recién este 29 de diciembre recibió la gran noticia de su ingreso. Su historia ha proliferado en redes sociales, recibiendo muchas felicitaciones, no solo por su logro académico, sino también por su persistencia. 

A través de El Colombiano, un medio de la ciudad de Medellín (Colombia), Daniel contó su experiencia e inmediatamente generó inspiración.

“Un día me dijeron que el universo, por terco, finalmente me iba a dar lo que quería. Y así fue: lo logré después de 13 intentos”.

–afirmó el joven estudiante a El Colombiano–

Imagen referencial – Pixabay

Su amor por la medicina comenzó desde pequeño, estudiando y estudiando. Cuando apenas tenía 3 años, su madre perdió la vida, generando un impacto en su niñez. Desde entonces pensó que podría haber hecho algo más, motivándose con las ciencias médicas. 

“La pudo haber salvado un médico. De solo pensar en eso me motiva estudiar Medicina. Quiero salvar vidas y darles a los pacientes un trato más humano”.

–explica el joven–

Y durante 2018 logró entrar a la misma universidad, pero en otra carrera, confirmando sus capacidades, pero también sus pretensiones. Recién este año terminó de cumplir su sueño.

Puede interesarte