Por Alejandro Basulto
30 julio, 2020

Debido al coronavirus, en Argentina han tenido que implementar cuarentenas y ayudas sociales. Allí este chico de 19 años halló una oportunidad de crecer y socorrer económicamente a su mamá.

A raíz de la pandemia del coronavirus, en Argentina han implementado diferentes medidas para hacer frente a esta amenaza para la salud local. Con casi 179 mil personas contagiadas y más de 3.200 víctimas fatales, en este país sudamericano han sabido sobrellevar esta crisis sanitaria con mejores resultados que otros países del mismo continente. Con la implementación de medidas de distanciamiento y aislamiento social como las cuarentenas, se ha logrado evitar que los habitantes de esta nación se vean peor afectados por esta epidemia. Aunque claramente, con negativos efectos económicos en los hogares argentinos.

Cronica.com.ar

Esta situación motivó a que el gobierno implementara un subsidio a las familias que se encuentran encerradas en sus hogares sin poder trabajar. El Ingreso Familiar de Emergencia, que es una entrega de dinero para todos quienes están pasando más pobreza y penurias durante esta pandemia. Realidad en la que se encontraba una familia que tiene entre sus integrantes, la adulta mayor, Miriam, y sus nietos Matías, de 19 años, y Lautaro, de 16. Quienes al recibir esta ayuda económica por parte del estado, decidieron invertir y montar un emprendimiento de lavado de automóviles.

«Mati fue a cobrar el IFE y, conversando con él, le sugerimos que lo invirtiera en algo para que el dinero no perdiera valor (…) Arrancaron el sábado con 12 autos y no dan abasto con la demanda (…) Ellos viven con su hermana y su mamá que trabaja todo el día (…) para ellos esto es buenísimo, son chicos sanos y queridos por la gente, les gusta ganarse su plata aunque mi hija hace todo por darles lo que necesitan (…) Me parece importante que la gente vea que hay cultura del trabajo. Cuando uno quiere, puede»

– declaró Miriam al medio argentino Cronica.com.ar.

Cronica.com.ar

Matías decidió comprar una hidrolavadora y una aspiradora, entre otros materiales, para montar un negocio de lavado de vehículos que está teniendo mucho éxito en la localidad bonaerense de Florencia Varela. Este joven de 19 años hace un tiempo empezó a trabajar en un taller de autos, donde aprendió lo básico sobre este trabajo. Mientras que al mismo tiempo, su hermano menor, Lautaro, limpiaba los automóviles de sus tíos y amigos para recibir a cambio una retribución económica por su buen servicio. Tras recibir el IFE, por fin ambos pudieron montar su propio emprendimiento barrial.

Cronica.com.ar

Ambos hermanos tienen filas de clientes los días que están en servicio, mostrando también esto lo queridos que son en el barrio. Sin olvidar que este negocio tiene detrás una causa muy justa y noble, debido a que ellos lo montaron para ayudar a su mamá, ya que hace un mes se mudaron.

Puede interesarte