Por Camilo Morales
22 junio, 2022

Se trata de la estudiante D. Ramya, quien tuvo que estudiar sola y cuidar de su casa luego de que su papá fuera internado en el hospital. “No dejé que los pensamientos negativos afectaran mi desempeño”, contó la joven de 17 años.

La vida de quienes son estudiantes, ya sea de educación primaria, secundaria o superior, no necesariamente es fácil, ya que deben estar sometidos a constante presión para poder aprobar sus materias y rendir de excelente forma sus exámenes.

Es por eso que el desempeño de los estudiantes puede verse afectado cuando surgen eventualidades o situaciones que pueden alterar ese contexto. Un ejemplo de esto son las enfermedades y los problemas de salud.

Pixabay

Un caso como este le ocurrió a D. Ramya, una joven de 17 años que pasó por uno de los incidentes más trágicos de su vida justo 2 días después de tener que dar sus exámenes finales.

Según información de India Times, la estudiante tenía que prepararse arduamente para los exámenes que definirían si podría quedar seleccionada en alguna buena universidad de la India, pero días antes su padre tuvo que ser trasladado al hospital de urgencia debido a un paro cardíaco.

D. Ramya

Como Ramya es hija única tuvo que hacerse cargo de la casa mientras su madre acompañaba a su padre en el hospital. Fue así que tuvo que preocuparse de hacer el aseo, alimentarse, mantener todo en orden, y además, estudiar por su cuenta.

Estaba realmente preocupada porque estábamos haciendo clases desde las casas y la condición de mi padre empeoró las cosas. Soy hija único y tuve que mantener a mi madre para cuidar a mi padre que estaba en tratamiento en el hospital y también para prepararme para los exámenes. Fue difícil“, explicó.

D. Ramya

La joven intentó prepararse y estudiar lo más que pudo, y logró lo soñado: a pesar de la presión y el estrés pudo sacar una de las calificaciones más altas del examen, una puntuación de 572 sobre 600.

Según explicó, Ramya tenía en mente a su padre en todo momento, ya que siempre fue quien estuvo preocupado de que su hija pudiera estudiar. “Después de su ataque al corazón reuní coraje y no dejé que los pensamientos negativos afectaran mi desempeño“, dijo.

P. Jawahar

Tras los resultados tanto ella como su familia estaban eufóricos por haber logrado la tan ansiada meta. Además, Ramya tuvo la suerte de poder visitar a su padre en el hospital unos días después de haber rendido el examen.

Puede interesarte