Por Camilo Morales
7 enero, 2022

Thelma Teetee Ahamba tuvo que pasar momentos difíciles en la década de 1990, pero gracias a su talento pudo estudiar gratis y sacar una carrera universitaria.

A lo largo del mundo hay muchas familias que deben verse forzadas a salir de sus países de origen por diversas razones, ya sea por seguridad, por guerras o incluso por malas condiciones económicas.

Es por eso que estas personas deciden embarcarse en viajes largos para cruzar las fronteras y asentarse en nuevas ciudades para comenzar sus vidas desde cero: buscar trabajos, escuelas y barrios que los puedan acoger.

Chris Hondros / Getty Images

Pero más complicado aún es la situación que viven las personas que son refugiados y que deben escapar de conflictos bélicos, como las guerras civiles. Thelma Teetee Ahamba sufrió eso cuando era solo una niña de 9 años. 

Según información del medio YEN, Thelma tuvo que viajar junto a su familia como refugiados desde Liberia, luego de que el país fuera azotado por dos guerras civiles durante la década de 1990 y los 2000.

LinkedIn Thelma Teetee Ahamba

Aquella guerra significó muchas pérdidas inocentes para ese país y también la destrucción de varios poblados y ciudades.

Como la familia de Thelma veía que no había mucho futuro en su país, decidieron viajar más de 1.300 kilómetros para llegar hasta Ghana, país del continente africano que los acogería. A ese lugar llegaron sin dinero y sin contactos, por lo que tuvieron que empezar de nuevo.

Pixabay

A pesar de la difícil situación que vivían, eso no le impidió a Thelma poder surgir. Hoy es una mujer de 29 años de edad que se ha convertido en una exitosa empresaria graduada de la Universidad de Wisconsin con un título en Marketing.

Con su talento y su conocimiento en esa área ha podido crear diversas empresas, entre ellas dos compañías de atuendos y de diseño, Ahamba Klothing y Colorful Lemonade Apparels, con las cuales ha podido expandir sus horizontes hasta Nigeria y Liberia, su país natal.

LinkedIn Thelma Teetee Ahamba

Además, Thelma era una buena estudiante en la universidad, lo que llamó la atención de muchas personas que donaron dinero para que pudiera seguir estudiando, así como también acceder a becas gubernamentales que le permitieron educarse sin tener que gastar un peso. De esta forma, piensa poder sacar adelante a su familia y olvidar los tiempos difíciles. 

Puede interesarte