Por Cristofer García
17 febrero, 2020

Este estudiante de segundo año notó que el año anterior no todas las chicas tenían Valentín, por ello decidió hacer algo. Ahora quiere hacerlo una tradición.

Cuando llega el Día de San Valentín no todos tienen grandes expectativas de si recibirán algún regalo, aún más cuando se es un estudiante de escuela. Sin embargo, este chico se preocupó porque este año todas las compañeras de su colegio recibieran un obsequio y por eso compró 170 flores para que ninguna se quedara sin regalo.

Esto sucedió en la Escuela Secundaria Axtell, en Texas, donde el estudiante de segundo año, Jayme Wooley, se le ocurrió esta idea después de ver que algunas chicas no recibieron ninguna tarjeta de San Valentín el año anterior.

Amy Gordon

Wooley sabía muy bien lo que se sentía pasar un día tan especial como este sin recibir ningún detalle.

“En los últimos años que estuve en Axtell, no todas las chicas pudieron conseguir flores y otras cosas. A veces, solo era una admiradora secreta o popular. Se sintió desgarrador saber que no todas las chicas se sentían especiales”, contó Wooley a CNN.

Amy Gordon
Su madre fue la colaboradora para comprar todas estas flores que luego entregó a todas las niñas de sexto a doceavo grado que asistieron a la escuela en este día.Kennedi Sherrill, de 15 años, fue una estudiante de segundo año en la escuela, fue una de las chicas que recibió una flor de Wooley.
Amy Gordon

“Me entregó una flor y pensé que era realmente especial porque no todos reciben una flor el día de San Valentín”, dijo Sherrill a CNN.

Amy Gordon

Sin embargo, esta noble iniciativa no fue sorpresa para la madre de Wooley, quien afirmó que su hijo siempre ha tenido este tipo de buenas acciones. “Siempre ha sido ese tipo de niño. Me hizo muy feliz que pensara en los demás y en cómo piensa en todos y no solo en una niña”, dijo Amy Gordon.

Amy Gordon

Y, obviamente, está totalmente orgullosa de su hijo, de quien piensa que es la persona con el corazón más grande que haya conocido. A través de la red social Facebook, Gordon dejó saber el aprecio que siente por su pequeño.

Amy Gordon

“Cuando vino a mí acerca de comprar flores dijo ‘mamá, es importante para mí que cada chica se sienta especial y ninguna se quede fuera’ ¡No puedo mentir que al escucharlo que me quitó el aliento! Hoy ver a mi hijo hacer lo que Dios puso en su corazón para hacer, ¡es lo mejor que he experimentado!”, fue parte de lo que escribió en Facebook, junto con las fotos de su hijo entregando las flores.

Mientras, que la primera publicación de Gordon con la fotografía de las 170 flores se hizo viral en la red social y consiguió más de 2.000 interacciones, 339 comentarios y fue compartido
4.800 veces.

Amy Gordon

“Recibimos varios mensajes de mujeres mayores de entre 30 y 40 años diciendo gracias y que Jayme es su héroe porque eran esa chica que nunca recibió una flor”, dijo Gordon a CNN.

Sin embargo, el joven Wooley espera que esta iniciativa no se quede hasta aquí y pueda repetirla el año siguiente, para convertir esta entrega de rosas en una tradición.

Amy Gordon

“Probablemente nunca olvidaré ese momento de solo ver sus rostros alegrarse. No quiero que nadie se sienta menos importante que nadie”.

Puede interesarte