Por Camilo Morales
16 febrero, 2022

Isaac Ramírez había ahorrado 360 dólares para el regalo de su novia, pero finalmente quedaron 40 dólares. Algunos usuarios le dijeron que “no era normal” que ella le gritara tanto y que terminara la relación.

El Día de San Valentín es la jornada perfecta para que millones de parejas en el mundo compartan un día entregándose amor y cariño. Sin embargo, eso también se traduce en regalos, como todo día comercial.

Así lo pensó Isaac Ramírez, un joven de California, Estados Unidos, que ya había separado un poco de dinero para hacerle un regalo a su prometida, Carolina Fernández, para este día especial.

Isaac Ramírez

Según información de Daily Mail, Isaac publicó a través de su perfil de TikTok que había reservado 360 dólares para comprarle un presente a su novia y así planear su regalo con anticipación al Día de San Valentín.

Pero junto con eso, tuvo una idea: quitar un dólar por cada vez que su prometida le levantara la voz y le gritara.

Isaac Ramírez

El resultado fue muy sorprendente, ya que Isaac contó que luego de 364 días calculó que su esposa le había gritado un total de 320 veces, por lo que el pozo para su regalo del Día de San Valentín quedó en 40 dólares.

TikTok @iisaac.ramirezz

Ahora su límite de regalo es de 40 dólares y me ahorré 320 dólares. Todo lo que recibirán serán flores y chocolates“, escribió Isaac en su video publicado en TikTok, el que se hizo viral.

TikTok @iisaac.ramirezz

En el registro Isaac mostró cómo tenía un sobre repleto de billetes y dinero en efectivo, pero luego sacó una parte de ese dinero y lo puso en otro sobre que decía “Trátate a tí mismo como rey“, apelando a las veces que su novia le gritó.

Esta publicación fue tomada de forma dividida por los usuarios, ya que muchos se sorprendieron de que Isaac estuviera premiándola o castigándola según cómo era su comportamiento hacia él.

De hecho, algunas personas criticaron que Carolina se comportara de esa forma con Isaac e instaron al joven a que terminara la relación con ella. Muchos usuarios le dijeron que “no era normal” que ella le gritara más de 300 días en un año y que debería “buscar otra chica” que lo trate mejor.

Puede interesarte