Por Constanza Suárez
27 noviembre, 2018

“No tengo mucho, pero la vida se trata de compartir lo que tienes”, dijo la mujer que ayudó al joven.

Un joven le pidió a una mujer desconocida en la calle que le comprara leche, porque se había gastado su último dólar. Estaba completamente en la quiebra.  “Lo primero que pensé fue en decir que no, pero cuando estaba pagando mi gasolina, tomé la leche”, contó la mujer al portal Bored Daddy.

Su instinto le decía que confiara, que se trataba de un joven agradable que simplemente luchaba por llegar a fin de mes. Así que decidió no solo darle la leche.

bluewaikiki

“Afuera estaba su novia sosteniendo una caja de cereal. Me dio las gracias y comencé a caminar hacia mi coche. Algo en mí me hizo dar la vuelta. Les dije que estaba a punto de conseguir un lavado de autos, pero si él quisiera lavarlo por mí, le pagaría 20 dólares. ¡Fuimos al lavado de autos más cercano y él tenía lágrimas en los ojos después de que le pagué!”, contó la mujer, que no quiso dar su identidad.

Luego agregó: “Me dijo que más que nada apreciaba que le diera la oportunidad de volver a ser un hombre ante los ojos de su novia y trabajar por el dinero. Todo el tiempo su novia lo ayudó. Es como si estuviera orgullosa de él. Se podría decir que el amor era tan real. Lo real más allá de las cosas materiales y lo que él podría hacer por ella “.

Esta mujer encontró la manera perfecta de ayudar a este joven sin hacerle sentir que pedía el dinero, pero le dio la oportunidad de ganárselo.

CC

Y eso no fue todo. Después que terminaron de lavar su automóvil, la mujer llevó a la pareja a su apartamento y les dio ropa nueva. “No tengo mucho, pero la vida se trata de compartir lo que tienes”, dijo.

“¡Sé una bendición para alguien hoy porque podrías estar en esa situación antes de que te des cuenta! Les di mi número y planeo llevarlos a cualquier entrevista o cita que tengan. Es un gran día para estar vivo sin importar cuál sea tu situación. ¡Alguien lo tiene peor que tú!”, añadió.

Puede interesarte