Por Camilo Morales
2 septiembre, 2021

Lara da Silva se hizo conocida a los 12 años luego de protagonizar una pelea que se transformó en viral. “Es algo que no he aceptado del todo. Si lo pienso demasiado, me enferma”, dijo la joven quien incluso intentó suicidarse.

Es cierto que los memes ya son parte de la forma que las personas tienen para comunicarse en las redes sociales, los cuales son utilizados en su mayoría para describir situaciones o expresiones relacionadas comúnmente al humor. 

Pero además de esa faceta, que ha modernizado la forma de transmitir información, también tienen su lado oscuro. Y es que hay muchas personas cuyas vidas han sido arruinadas por haber protagonizado videos o fotos que luego se transformaron en memes mundiales.

Lara da Silva

Uno de esos casos es el de Lara da Silva, una joven brasileña de 18 años, que en noviembre de 2015 se hizo conocida en todo el planeta por un registro que se difundió en donde aparecía en una pelea con una compañera a las afueras de su colegio en Minas Gerais, Brasil. 

Ella nunca se imaginó que una pregunta que lanzó en el video, “¿Ya terminaste, Jessica?”, daría la vuelta al mundo y le cambiaría la vida para siempre.

Lara da Silva

Y es que, según un reportaje de BBC News Brasil, esa fama se transformó en una pesadilla para Lara, quien se transformó en el blanco del acoso y bullying escolar en su colegio. Sus compañeros nunca más la dejaron tranquila y se burlaban de ella todos los días.

Es algo que no he aceptado del todo. Si lo pienso demasiado, me enferma. No es algo que me guste, pero es algo que pasó, no hay vuelta atrás“, explicó la joven.

Lara da Silva

Fue tal el impacto que tuvo el meme en su vida que tuvo que abandonar la escuela y asistir a terapia con una psiquiatra, ya que tuvo muchos intentos de suicidio. Tras eso, la familia de las dos jóvenes que aparecían en el video demandaron a aquellos medios y páginas de internet que seguían reproduciendo el registro de la pelea.

No pude estudiar, porque se burlaban mucho de mí y me sentí muy mal por eso (…) Aproximadamente cuatro días después de la pelea, comencé a cortarme, por todo lo que estaba pasando“, detalló la joven, quien tenía 12 años cuando se hizo famosa.

Lara da Silva

Ahora puede vivir su vida normal gracias a terapias y a una demanda que ganó para que el video fuera borrado de todas las plataformas. Eso ha logrado que no mucha gente la recuerde el día de hoy. “Es raro que me reconozcan en las calles estos días, pero si eso sucede y hacen comentarios negativos, trato de ignorarlo“, cerró Lara.

Puede interesarte