Por Valentina Miranda
23 junio, 2022

Gracias a sus padres, una mujer de 22 años identificada como NA se dio cuenta de que fue engañada por una chica llamada Erayani, quien también se hizo pasar por neurólogo graduado de Estados Unidos. Como esposo siempre quiso evitar la intimidad, y hasta se bañaba con ropa para no ser descubierta.

En la ciudad de Jambi (Indonesia), una esposa de 22 años identificada como NA ha demandado a su expareja llamada Ahnaf Arrafif luego de enterarse de que en realidad es una mujer y no un hombre como habría creído en los 10 meses que llevan de matrimonio.

Una situación de la que nunca antes había sospechado, hasta que sus padres comenzaron a sugerir la idea tras notar ciertas señales difíciles de ignorar.

Tribun News

La historia inicia cuando la pareja se conoció por medio de una aplicación de citas, donde pudieron conversar para darse cuenta de que se llevaban lo suficientemente bien como para comenzar una relación en línea. Con el tiempo se reunieron en persona para verse y todo parecía marchar a la perfección.

Se tenían tanta confianza que Ahnaf se quedó en la casa de NA durante una semana, y hasta la ayudó a cuidar de sus padres enfermos porque, supuestamente, era un neurólogo graduado en New York (Estados Unidos).

Tribun News

A pesar de que Ahnaf aseguraba que era un médico calificado, sus horarios de trabajo eran bastante relajados, lo cual resultó ser un tanto sospechoso cuatro meses después de que se casaron.

Los padres de NA le habían dado su bendición al “novio” y aprobaron el matrimonio con su hija con pocas semanas de relación, pero pasó un tiempo después para que notaran que él nunca los había presentado con su familia, lo cual fue bastante sospechoso además de que se bañaba con la ropa puesta y evitaba ser visto, según Tribun News.

Sin embargo, cuando NA notó unos bultos en el pecho de Ahnaf, este aseguró que se trataba de un problema hormonal, pero no pudo salirse con la suya cuando la madre de su esposa le dijo que se desvistiera para demostrar que era un hombre. Fue entonces cuando descubrieron que en realidad era una mujer llamada Erayani.

Tribun News

La chica se hizo pasar por hombre durante todo ese tiempo, además confesó haber mentido sobre su trabajo como médico. Ante esto, NA la demandó por el engaño ante el Tribunal del Distrito de Jambi, ya que nunca había sospechado que su esposo era una mujer de no ser por su madre.

Ambas compartieron momentos íntimos, pero NA contó que su “esposo” siempre trató de evitarlo y sugería usar solo las manos. A pesar de la mentira, Erayani enfrenta a la justicia por falsificar sus calificaciones como doctora y no por hacerse pasar por hombre.

Puede interesarte