Han pasado más de 50 años desde que el abuelo de Laís Alberto se graduó y sin el anillo que quería. Un sueño frustrado que ella se encargó de volver realidad tal como le había prometido. “Ni siquiera voy a dormir esta noche”, dijo el hombre cuando lo recibió.

Cuando se tiene un deseo por cumplir, no importa cuándo se realice. Muchas personas suelen rendirse en cuanto piensan que es demasiado tarde para conseguir aquello que siempre quisieron, o ven que es difícil, pero no hay que detenerse.

Y en caso de que el pesimismo los domine, siempre habrá alguien que les devolverá la fe de que su sueño se volverá realidad y hasta ayudarán para que ocurra. La cirujano dentista recién graduada, Laís Alberto, siempre tuvo en mente cumplir el sueño frustrado de su abuelo de tener un anillo de graduación, y pese a que ha pasado mucho tiempo desde entonces, se esforzó para que al fin lo tuviera en sus manos.

Instagram: laisalberto

“Mi abuelo siempre decía que su sueño era tener un anillo de graduación. Le prometí que cuando recibiera sueldo se lo daría”, fue lo que dijo la joven en un video subido a su perfil de Instagram.

Han pasado más de 50 años desde que su abuelo se graduó, y pese a que en su momento las circunstancias no dejaron que él tuviera lo que tanto deseaba, el tiempo le dio la oportunidad en manos de su querida nieta, quien lo compró con su primer sueldo.

Instagram: laisalberto

Laís quiso inmortalizar el momento en que el anciano recibiera su sorpresa, así que lo grabó y como se puede ver en el registro, ambos están reunidos en la mesa y conversando alegremente hasta que ella le entregó una pequeña caja que fue buen recibida.

El señor comenzó a abrirla muy emocionado mientras su nieta le colocaba un birrete de graduación en la cabeza, se rió hasta que se vio sorprendido por tener frente a sus ojos el anillo que tanto quería. “No lo puedo creer… ¡Mira eso!”, dijo el hombre en el video.

Instagram: laisalberto

A pesar de que han transcurrido décadas desde su graduación, no ha olvidado ese deseo. Aparentemente se había resignado a no cumplirlo, pero no su nieta se encargó de ello. “Después de 54 años, mucho más, ¿no? Porque me gradué hace mucho tiempo. ¡Gracias!”, le comentó el abuelo a Laís en el registro.

El hombre le dio un fuerte abrazo a su nieta como agradecimiento, nada ni nadie podía quitarle la enorme sonrisa de su rostro. “Ni siquiera voy a dormir esta noche”, comentó en el video.

Mira el momento a continuación.

La publicación ha acumulado 17 mil reproducciones en Instagram, donde los usuarios se han alegrado por el gesto de la joven. “Qué lindo, sentí su emoción desde aquí. Felicidades hermosa por brindarle un momento tan único a tu abuelo”, dijo uno de ellos en el post.

Cuando alguien da un sueño por perdido, están los demás para cumplirlo.

Puede interesarte