Por Felipe Costa
31 marzo, 2021

Un incendio en el primero piso de un edificio en Francia obligó la evacuación total, pero una familia con un bebé de 6 meses quedó atrapada. Jóvenes que no se conocían se organizaron instintivamente para hacer una cadena humana y salvarlos del fuego.

No es necesario portar una capa o un gran uniforme para actuar de manera heroica y bondadosa con los necesitados, aquellas personas que son capaces de reaccionar en momentos de peligro y anteponer su propia vida con tal de salvar la de los demás, lo hacen generalmente de manera anónima sin buscar mayor reconocimiento, al igual que unos jóvenes franceses que al ser testigos de un incendio salvaron a una familia con puro instinto, informa 20 minutes.

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo.

Dicen que las generaciones más jóvenes, hoy en día, están menos preparadas para las emergencias del mundo real, que el trabajo bajo presión es impensado y que la tecnología los ha vuelvo más lentos para pensar. Pues lo ocurrido recientemente en la ciudad de Nantes nos hace pensar lo contrario. Un incendio provocó que una pareja y su bebé de seis meses quedaran atrapados entre el humo y las llamas, los gritos se escuchaban en las calles y fue gracias a los testigos que lograron salir con vida.

Entre jóvenes que no se conocían pero que transitaban por el barrio, se organizaron instintivamente para escalar hasta el cuarto piso donde estaba la familia atrapada, y comenzaron a bajarlos desde el balcón.

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo.

No había tiempo suficiente para esperar a los bomberos, así que hicieron una cadena humana para recibir a los padres y que pudieran escalar, mientras que el bebé de seis meses tuvo que ser capturado gracias a un colchón que pusieron en los pies del edificio. Los adultos salieron con heridas leves, siendo internados por precaución, pero el menor tuvo que ser transportado a urgencias pediátricas debido al humo inhalado.

Según los doctores, tanto el bebé como los padres siguen en observación, pero ninguno corre riesgo vital. En cuanto a los jóvenes rescatistas, resultaron ilesos, muchos no se conocían más allá de haberse visto en el barrio, pero aseguran que el espíritu de solidaridad siempre ha estado presente y solo hicieron “lo que se debía hacer”.

20 minutes

Luego de la llegada de los bomberos, se dedujo que el incendio se debió a un estallido provocado en el primer piso dejando inhabilitado más de la mitad del del edificio, pero ningún fallecido.

Si no hubiese sido por estos valientes héroes, de seguro la historia habría sido completamente distinta, teniendo que lamentar pérdidas, lo que nos demuestra que parte del instinto humano está en ayudar al necesitado y si bien, esta vez se trató de un caso extremo, todos podemos volvernos héroes o heroínas todos los días, partiendo con pequeñas acciones.

Puede interesarte