Por Luis Lizama
19 junio, 2020

«Ella me miró de arriba abajo y me dijo: ‘Guau, ¿por qué estás tan arreglada para trabajar? Sólo barrerás el piso…'», comentó Paulina. Ella le respondió con mucha sabiduría y paciencia.

En pleno siglo XXI todavía hay personas que siguen criticando la apariencia de los demás, creyendo que tienen derecho a opinar sobre el cuerpo y la vestimenta de otros. Así le ocurrió a una chica brasileña, llamada Paulina Carvalho, quien es barrendera en la ciudad de Porto Velho.

Una mujer la criticó por andar «demasiado arreglada» para sólo barrer las calles. «Ella me miró de arriba abajo y me dijo: ‘Guau, ¿por qué estás tan arreglada para trabajar? Sólo barrerás el piso y tendrás tu cara tan llena de suciedad que no podrás diferenciar ni siquiera el polvo en tu rostro», escribió Paulina en sus redes sociales.

Su respuesta fue un baño de humildad y sencillez, demostrando que no sólo se preocupa de andar bien presentada, sino también de su interior.

Facebook Paulina Carvalho

Es fanática del maquillaje, como cualquier persona del mundo, también le gusta lucir bien, linda y bien presentada.

Para la mujer que la criticó al parecer eso no está bien, pues ella es una «simple barrendera».

Facebook Paulina Carvalho

Pero la desatinada opinión no hizo más que sacar la grandeza de Paulina. Ella respondió con altura de miras, con humildad y una clase de educación.

«Mi querida señora, el hecho de que trabajo con pendientes, maquillaje y que huela bien, no implica mi profesión. Lo importante para mí es que soy justa en la vida y no soy una mala persona que se anda preocupando por la vida de alguien más».

Respondió la joven.

Facebook Paulina Carvalho

Tu profesión no te define. Si bien en muchos trabajos el código de vestimenta es importante, en la vida misma eso queda a criterio personal. 

“Mi educación es humilde, viene de nacimiento. Podría haberla tratado de la misma manera. Pero por su edad, la respeté. Ofrecemos lo que tenemos. Le ofrecí mi amabilidad”.

Escribió la humilde barrendera.

Facebook Paulina Carvalho

La chica realiza una noble labor, pero probablemente su sabiduría la llevará muy lejos en esta vida.

Si ahora tuvo la paciencia para responder de forma humilde y respetuosa, imaginen lo que haría en un cargo más alto. 

Facebook Paulina Carvalho

Las apariencias no están sujetas a críticas ni evaluaciones.

Todos tenemos derecho a vestir cómo se nos place, maquillarnos o no arreglarnos. El respeto es lo más importante, además de nuestros valores.

 

Puede interesarte