Todo fue en su pueblo natal.

Lauren hervía de rabia. Estaba sentada en las primeras filas de la iglesia de su pueblo natal, frente a sus conocidos de la infancia, sola y obviamente esperando a alguien: a su novio, Zach, que la había dejado plantada. Le mandaba mensajes reclamando, diciéndole que por qué le había dicho que podía llegar al concierto si no lo haría…

Cuando Zach por fin llegó, Lauren no puedo aguantar las lágrimas. Pero no eran de pena o rabia, sino que de alegría y emoción.

Hace unos meses, Zach había tenido la idea de pedirle matrimonio en su ciudad natal. Habían conversado de casarse, pero siempre pensando en unos años más.

Sin embargo, Zach dice que no podía aguantar más y que tuvo la iluminación de cómo pedir la mano de Lauren solo unos meses antes del emocionante concierto.

“Zach me llamó con la promesa de que iba a estar aquí (en Chagrin Falls, Ohio) por negocios. Fuimos los dos a almorzar y allí me preguntó si podía casarse con mi hija. Yo estaba feliz”, recuerda el papá de Lauren.

Tras esa reunión Zach organizó un paseo en pareja a Chagrin Falls con Lauren, la invitó a un concierto en la iglesia local y le dijo que él no podría estar con ella durante la tarde, pero llegaría antes del concierto para compartir con ella.

Las puertas del recinto cerraban a las 19:00 y quedaban pocos minutos. Zach no llegaba y Lauren no aguantaba su rabia.

Littlethings

Comenzó a mandarle mensajes de texto a su novio diciéndole que cómo podía llegar tarde. Incluso le mandó un “¿Qué infiernos?” desde la iglesia.

Entonces Lauren vio quién entraba por la parte trasera de la iglesia…

“Cuando nos conocimos las cosas hicieron click, todo fue natural. Estábamos abiertos el uno con el otro, compartíamos todo con el otro, es una chica increíble. Recuerdo saber instantáneamente que ella iba a ser alguien especial. Siempre te han dicho que cuando conoces a la persona indicada, lo sabes”.

-Zach-

¡Qué romántico!

Puede interesarte