Por Constanza Suárez
5 abril, 2018

Esto sí que es pasión.

El último partido entre El Nacional y Macará tuvo un condimento bastante llamativo. Kevin Ariel Núñez, un niño de 10 años, estaba hincado en uno de los asientos del estadio Olímpico Atahualpa, nada más y nada menos que haciendo sus deberes de la escuela mientras se desarrollaba el partido.

El niño ambateño miraba el juego mientras en el entretiempo hacia sus tareas. Kevin fue fotografiado por algunos de los “hinchas celestes” en la gradería.

Twitter/Angora913

“Estoy en la escuela Fe y Alegría (de Ambato). Estoy en sexto de básica. Estaba haciendo las fracciones. Multiplicaciones y divisiones. Me gusta estudiar. Mi mami me enseñó a ser responsable”, contó el pequeño en una entrevista con Radio Ambato, según consigna El Comercio.

El padre del chico, Patricio Núñez, explicó cómo había sido la situación. Dijo que Kevin lloró cuando le dijo que podía ir hasta Quito para presenciar el partido de Macará, porque la escuela era más importante y debía hacer sus deberes.

Twitter

“No me di cuenta el momento que le tomaron las fotos. Estaba emocionado por el triunfo de Macará”, dijo Patricio.

La imagen rápidamente se viralizó por las redes sociales, llegando a las manos de la barra organizada “Macareños por el Mundo”, quienes quisieron reconocer la pasión del pequeño, dándole diferentes regalos.

Kevin Ariel recibirá entradas gratis para todos los partidos de local de Macará en Ambato, una camiseta de la barra Macareños por el Mundo. Además la firma Boman Sport también le entregó una camiseta oficial del club de este año y un calentador.

Puede interesarte