Por Felipe Costa
23 abril, 2021

Larissa Rodrigues tiene menos habilidades sociales que el resto, lo que la convirtió en blanco de los abusivos en su infancia. Como doctora debió aprender a mirar a los pacientes a los ojos y empatizar con el dolor ajeno. Aquella niña tímida, era en realidad una mente superdotada.

En muchas ocaciones la realidad supera la ficción y la idea que propone la serie estadounidense “The Good Doctor”de un médico cirujano con trastorno de autismo parece no ser tan alocada, pues en Brasil, una médico con el mismo espectro ha demostrado ser la más calificada para dirigir todo un hospital, transformándose en un símbolo a la inclusión y la superación, informa UOL.

Larissa Rodrigues

Larissa Rodrigues tiene 26 años, es médica de profesión y actualmente se pasea por los pasillos del Hospital Leste Campanha en Porto Velho firmando registros médicos, dictando pautas y gestionando protocolos para luego tener que entubar pacientes con COVID. En ocaciones completa turnos de 80 horas semanales, sus pacientes están primero que todo y su responsabilidad no puede ser puesta en duda.

Ser tan joven no ha sido lo que ha causado revuelo en su ascenso, sino que Rodrigues fue diagnosticada con el trastorno de espectro autista y ello trajo una ola de dudas en la comunidad.

ABC

Al igual que Shaun Murphy en la serie de televisión, Rodrigues fue juzgada desde pequeña y discriminada por su condición. No tiene las mismas habilidades sociales que el resto de las personas, lo que significó que tanto en la escuela como en la universidad la acosaran e intentaran hacerla sentir menos segura de sí misma, cuando realmente tenía una mente brillante.

Para volverse una profesional tuvo que lidiar con aquellos demonios que aún la atacaban por culpa de los abusivos. Debió aprender a hacer contacto visual con sus pacientes y dejar de sentir vergüenza por cada logro que hacía. A medida que demostraba ser todo un talento los médicos comenzaron a darle mayores responsabilidades y a hacerla sentir más confiada.

Siendo aún muy joven, Rodrigues terminó un posgrado en Neurociencias en la Universidad de Duke, en Estados Unidos, calificando con honores. Volviendo a Brasil, fue cotizada por distintas instituciones para trabajar.

UOL

Luego de ser llamada por la emergencia sanitaria de parte del Ministerio de Salud de Brasil, Luís Moreira que trabaja para la cartera, notó en Larissa una sobrecalificación, gran dominio en el área y capacidad de trabajar bajo presión, por lo que la nominó como directora del Hospital Leste Campanha.

La doctora Larissa se considera así misma como “demasiado nerd” y  cree que dicha personalidad le permite aficionarse con aprender más cosas, ser sumamente responsable y convertir el conocimiento en procedimientos médicos que terminen ayudando a las personas.

UOL

Entre sus colegas la comparan con el cirujano de The Good Doctor, por su capacidad de salvar pacientes, aunque creen en lo profundo que ella tiene su propio camino que recorrer con logros que no pueden compararse ni siquiera con el médico de ficción más famoso, puesto que la realidad llega a ser más increíble de lo que la gente piensa.

Puede interesarte