Por Cristofer García
31 enero, 2020

Esta abuela de 74 nunca tuvo tiempo para aprender a escribir ni leer, porque se dedicó a una vida de trabajo.

Encarna Alés es una abuela de 74 años que ha llevado toda una vida de trabajo y nunca tuvo tiempo para los estudios, por lo cual, a pesar de su avanzada edad, no sabe leer ni escribir. Sin embargo, este tierna viejita ha tenido un acompañante que la ha ayudado con este problema en los últimos años, su servicial nieto.

Alés quien vive en Andalucía, en España, tuvo que dejar la escuela a los ocho años para trabajar, por ello jamás pudo estudiar. De hecho, ni siquiera pudo realizar tareas mínimas que le permitieran entender los números telefónicos. No tener estas pequeñas destrezas le impidió comunicarse con amigos y familiares. Pero cuando apareció su nieto, todo cambió.

Pedro Ortega

Pedro Ortega encontró una solución cuando tenía 11 años para ayudar a su abuela a poder comunicarse por teléfono. Realizó dibujos junto a los números telefónicos, para Alés pudiera entender a quién pertenecía.

Pedro Ortega

“Un día, mi padre y yo fuimos a la casa de mis abuelos para anotar los números de teléfono de sus amigos. Pero me di cuenta de que esto no ayudaría a mi abuela ya que ella no entendía las letras. Entonces en cada página y para cada número, empecé a dibujar una imagen que ella sintiera que identificaría a la persona a la que quería llamar”.

Pedro Ortega a BBC.

Pedro Ortega

Ortega, ahora un especialista en comunicaciones de 31 años, contó a BBC que su abuela ha mantenido durante dos décadas este método, en el cual ella dice algo único sobre cada persona y él lo dibuja.

“Cada vez que la visito, le hago nuevos dibujos. Se ha convertido en algo especial entre nosotros”, expresó el joven.

Pedro Ortega

El joven relató que esto que le sucedió a su abuela al limitarse del aprendizaje tan básico como lo es leer y escribir para dedicarse solamente a trabajar, era típico de la época. “Tuvo que abandonar la escuela a los ocho años para trabajar en una panadería y mantener a su familia. Le pagaban con alimentos en lugar de dinero”, dijo.

“Las mujeres de su entorno carecían de la oportunidad de educarse. Las consecuencias de la pobreza pueden verse hasta hoy”, agregó el nieto.

Pedro Ortega

Según la BBC, alrededor de 700.000 españoles no saben leer ni escribir, según un informe de 2016 del Instituto Nacional de Estadística. De este grupo, 400.000 tienen más de 70 años de edad

Esta particular historia, junto con los dibujos de Ortega para su ayudar a su abuela, se volvieron populares en las redes sociales y muchas personas comenzaron a compartirlas.

Puede interesarte