Por Macarena Faunes
19 junio, 2019

Tanner Noble pensó que no lograría salir de la secundaria. Es la muestra viviente de que todo se puede en la vida.

A veces el destino nos pone obstáculos para cumplir nuestras metas. Dificultades que creemos que jamás pasarán, pero lo importante es nunca dejar que esas adversidades nos quiten las ganas de seguir luchando y salir adelante.

Tanner Noble es un joven que soñaba con terminar la secundaria y graduarse con honores.

En tan sólo cuatro meses, Tanner bajó 20 kilos por falta de apetito, causando la extrañeza de sus padres.

Facebook Tanner Noble

Fue sometido a varios chequeos médicos, como colonoscopia, endoscopia, exploraciones de su tracto gastrointestinal, pero nunca dieron con el problema, tal como comentó su madre, Demetra Noble, al portal de noticias estadounidense Today.

Facebook Tanner Noble

“Fue un momento muy aterrador. Solo quería respuestas y estaba preparada para cualquier cosa que me dijeran”

-Demetra Noble, madre de Tanner a Today –

Pero un médico se percató de un bulto en su cuello, por lo que decidió realizarle una biopsia. El terror de los padres del estudiante se hizo realidad: su hijo tenía cáncer medular de tiroides en etapa 4, el cual era muy agresivo e incurable.

Facebook Tanner Noble

Fue intervenido para extirparle el tumor de carcinoma y los ganglios linfáticos cancerosos, pero no obtuvieron buenos resultados, ya que estos rodeaban las cuerdas vocales y algunos nervios importantes.

Facebook Tanner Noble

Tanner comenzó con quimioterapia oral y le introdujeron un tubo para alimentarlo.

Demetra, la madre del menor, contó que vivió momentos de horror por el estado de su hijo, a quien quería darle la mejor calidad posible el resto que le quedaba de vida.

“Pasó por tantas rondas de quimio y tuvo efectos secundarios terribles. Tenía la enfermedad del cabello, las manos, los pies y la boca gris. El acné inducido por quimioterapia le causaba problemas de pigmentación negra en la cara, el pecho y la espalda. Tuvimos que conseguirle 22 tratamientos de eliminación de tatuajes (con láser)”.

-Demetra Noble, madre de Tanner a Today –

Cuando todo estaba perdido, su médico quiso agotar su último recurso y lo sometió a un tratamiento experimental de sustancias que sólo eran administradas para este tipo de cáncer. Contra todo pronóstico, desde la primera píldora que tomó, su salud mejoró.

“Le quitaron el tubo de alimentación. Ganó 22 kilos y se convirtió en alguien diferente otra vez. Él recuperó su vida”.

-Demetra Noble, madre de Tanner a Today –

Esto le permitió volver a la escuela y graduarse de secundaria, por lo que podrá ingresar a la Universidad Kent State, en Ohio, Estados Unidos.

“Estoy muy emocionado de poder comenzar la universidad. Realmente no pensé que iba a salir de la escuela secundaria. Debería haber muerto pero no morí. Creo que porque mi comunidad oró. La gente puede escuchar esto y ser tocada por eso”.

-Tanner Noble a Today-

Facebook Tanner Noble

Demetra está muy orgullosa de él, ya que jamás pensó que llegaría este momento.

“No pensé que alguna vez lo veríamos caminar por el escenario. Fue emocional, gratificante”

-Demetra Noble, madre de Tanner a Today –

Facebook Tanner Noble
Facebook Tanner Noble

La esperanza es lo último que se pierde y siempre debes luchar por tus sueños. Cada obstáculo que se nos presenta nos deja una enseñanza. Ya verás que cuando pases esa gran prueba, todo mejorará.

Puede interesarte