Por Simona Villela
12 diciembre, 2014

El destino de Misty Copeland no era a ser una bailarina. Pero la voluntad triunfó sobre el destino.

httpv://youtu.be/Tr9jaPltPno

Original

Puede interesarte