Por Cristofer García
14 enero, 2022

El esposo de Belén Ross había fallecido solo un mes antes de que le arrebataran su teléfono con las últimas fotos. Una mujer generosa vio su publicación en Facebook y le regresó el teléfono que le compró a los presuntos ladrones, sin saber su procedencia.

A veces cuando se vive una situación de mucha dificultad se puede encontrar una solución de las personas que menos se espera o incluso de extraños. Belén Ross creía que había perdido todos los recuerdos de su fallecido esposo le robaron el teléfono donde guardaba todas sus fotos, pero con mucha suerte no fue así y al final su historia sufrió un giro.

Después de sufrir el asalto, la única esperanza que le quedó fue pedir ayuda por redes sociales. De esa forma esta joven de Godoy Cruz, Mendoza, Argentina, describió con exactitud cómo era su teléfono, un Iphone 7 plus color rosado, también dónde la habían robado y lo importante que era para ella.

Belén Ross

“Necesito por favor si alguien vio algo o si saben quién se lo llevó me avisen. En ese teléfono tengo todas las fotos y recuerdos de mi marido que falleció hace un mes y son los únicos recuerdos que tenía para mostrarle a mi bebé de 3 años”, escribió la joven en su cuenta en al red social Facebook.

Dentro de este dispositivo estaban las fotos del amor de su vida y el padre de su hijo Lorenzo, de 3 años, quien partió a mejor vida por culpa de un cáncer de estómago que le apareció de forma inesperada. Por fortuna alguien se comunicó con ella para avisarle que tenía su teléfono.

Belén Ross

“Me escribió una chica diciéndome que tenía mi teléfono. Me contó que se lo había comprado a unos chicos, pero que después vio la publicación y quiso devolvérmelo. Me contactó y nos encontramos. Justo vengo de recuperarlo”, dijo Ross en conversación con TN.

Sin embargo, en ese momento todo parecían tan bueno que pensó que podía ser una trampa. “Por eso le pedí a un oficial que me observara. Pero no: la chica estaba realmente preocupada. Me dijo que andaba sin teléfono y por eso le compró uno a unos chicos. Seguramente ellos fueron los que me robaron”, relató.

Belén Ross

“Le di los 10.000 pesos (96 dólares) de recompensa que había propuesto en mi publicación, me devolvió el teléfono y se fue”, añadió.

Su esposo, Cristian, de 43 años de edad, fue diagnosticado con cáncer en septiembre y solo 3 meses después falleció, por lo cual es un tema delicado para Belén. “No pudimos hacer nada. No le dio tiempo”, dijo.

Belén Ross

“La enfermedad era sumamente agresiva. Estaba en una fase que lo iba deteriorando muy rápido. Se hizo los estudios para ver si podía iniciar un tratamiento con quimioterapia, pero ya no le funcionaba el hígado ni los riñones. Era imposible. Era un hombre increíble, que hacía de todo y tenía adoración por su hijo”, agregó.

Puede interesarte