Por Camilo Morales
10 mayo, 2022

“Mi vida puede ser diferente, extraña para algunos, pero al final del día recuerda que todos somos humanos que vivimos nuestras vidas. Prefiero ser feliz en un trío, que infeliz en una pareja”, dijo la Meagan.

Con el pasar de las décadas y la evolución de la sociedad se van desarrollando distintos estilos de vida que antes eran resistidos por las comunidades más conservadoras, pero que ahora son aceptados y adoptados por varios grupos de personas.

De hecho, desde ciertos gobiernos se han implementado políticas y leyes para evitar la discriminación y generar más inclusión para las disidencias sexuales.

Shutterstock

Pero a pesar de ese supuesto avance en torno a la mentalidad, todavía hay personas a las que les cuesta comprender estas nuevas tendencias, ya que son generaciones de otras épocas. Un ejemplo de eso son los padres.

Eso fue lo que contó una joven a través del sitio Love What Matters. Se trata de Meagan, una chica que narró cómo fue el momento en que tuvo que contarle a sus padres que era poliamorosa y que tenía una relación con un novio y con una novia.

Unsplash

No puedo mentir. A mis padres les costó un poco acostumbrarse“, dijo Meagan, quien notó cierta incomodidad de sus padres cuando les contó sobre su relación polígama.

Según la joven, desde que es pequeña notó que “era un poco diferente“, ya que nunca se imaginó casándose con alguien ni comprometida por mucho tiempo. Sin embargo, llegó a su vida Ryan, un joven “encantador, divertido y amable” que tiempo después le presentó a su amiga Rachel.

Pixabay

Para ella era normal que salieran los tres al comienzo, pero 3 meses después Ryan le confesó que estaba enamorada de ambas.

Aprendimos muy rápido que los tres teníamos espacio en nuestros corazones para el doble de amor (…) Nos sentimos cómodos, abiertos y libres al respecto“, dijo Meagan, quien a pesar de eso ha sentido que tanto sus familiares como amigos no están muy de acuerdo con su estilo de vida.

Pixabay

Ella explicó que sus cercanos “no se han abierto fácilmente” y los trataron de “confundidos” e “ingenuos“. Pero más allá de eso, igualmente siente su apoyo en cada decisión que toma, ya que “todos estamos felices y eso es lo importante“.

Sé que mi forma de vida no es convencional. Pero eso no nos hace malos. Tomamos una decisión adulta, mutua, bien pensada y consentida. No hubo coerción, no hubo presión“, agregó la joven.

Love What Matters

Meagan dejó en claro que su relación poliamorosa no se simplifica solo en “relaciones sexuales“, sino que se trata de algo más profundo. “Mi vida puede ser diferente, extraña para algunos, pero al final del día recuerda que todos somos humanos que vivimos nuestras vidas. Prefiero ser feliz en un trío, que infeliz en una pareja“, cerró.

Puede interesarte