Por Alvaro Valenzuela
6 enero, 2016

Ella sabe lo importante que la gratitud puede ser en las personas y su trabajo ya está dando frutos.

Whitney Cole es maestra en la Escuela Primaria Oak Ridge en la ciudad de Sacramento en California (EE.UU) y comenzó un proyecto que está cambiando la vida de sus estudiantes y su comunidad. Ella sugirió a sus estudiantes que lleven un «diario de gratitud» en el que registren todas las cosas buenas que les suceden a lo largo del día. De esta forma ha logrado que los chicos resalten lo bueno y puedan terminar el día de una manera positiva.

Mira con más detalle el proyecto en un reportaje hecho por Soul Pancake:

httpv://youtu.be/U4eF2_5fMqw

Esta simple actividad ha influenciado a los niños a mirar el mundo de una manera diferente y al mismo tiempo ha comenzado ha impactar en los padres de los chicos y el resto de la comunidad. Los niños han fortalecido su carácter y al mismo tiempo se han mostrado más agradecidos con las cosas que tienen: familia, juventud, diversión, amistades, un día soleado, etc.

Una chica, por ejemplo, relata en el video como el proyecto la ayudó a valorar el esfuerzo que hace su madre para criarla y enviarla a la escuela:

«Le he dicho a mi mamá que la amo mucho, que significa muchísimo para mí…»

Por otro lado la madre confiesa que su hija les la motivación que la ayudó a decidirse a sacar una carrera universitaria.

Un lindo proyecto. Eso es lo que yo llamo un buen profesor. Para más información puedes entrar al sitio oficial de la escuela.

Puede interesarte