Por Camilo Morales
15 marzo, 2022

“El Bazar de la Esquina”, atendido por la señora Inés, abrió sus puertas el año 1967. “Gracias a mi distinguida clientela, éxito a los nuevos emprendedores”, agradeció la anciana.

Así como trabajar y emprender en nuevos proyectos, la jubilación y el descanso también son parte de la vida. Y es un hito que cierra una etapa de varios años de experiencias laborales de todo tipo, para así dar paso a un nuevo ciclo.

Con esto muchos adultos mayores pueden comenzar a disfrutar de sus familiares, como sus nietos, y también preocuparse de sí mismos.

Pixabay

Sin embargo, en algunos países las pensiones y jubilaciones no son tan altas como para continuar la vida sin trabajar, por lo que hay ancianos que a pesar de haberse retirado comienzan a buscar nuevos trabajos para poder mantenerse en su día a día.

También existen otros casos, en donde adultos mayores logran emprender con negocios propios y pueden mantenerse así a lo largo de sus vidas. Este es el caso de los negocios familiares y bazares de barrio.

Pixabay

Alguno de ellos llevan muchas décadas funcionando y atendiendo a varias generaciones de personas, transformándose así en lugares tradicionales en sus barrios. Pero tarde o temprano también cierran.

Ese es el caso de “El Bazar de la Esquina“, un negocio ubicado en la comuna de Quinta Normal, en Santiago de Chile, el que funcionó sin interrupciones desde el año 1967 pero que tuvo que cerrar en 2022.

Google Maps

Según una publicación en Twitter del usuario Alejandro Alegría, este lugar era atendido por la señora Inés, quien hace unos días decidió darle fin al bazar para jubilarse.

En el post se puede ver una foto de la señora Inés junto con un cartel que utilizaba para anunciar los precios de sus productos. Pero en vez de publicitar su mercadería, en esta ocasión el letrero era utilizado para entregar un potente mensaje a sus clientes y vecinos del barrio.

Twitter @alegriagonzaa

Después de 53 años, hoy se cierra el bazar de la esquina. Llegó el momento de descansar. Gracias a mi distinguida clientela, éxito a los nuevos emprendedores“, escribió la anciana.

El post se hizo viral y se llenó de comentarios de usuarios felicitando a Inés por todos sus años de trabajo al servicio de su comunidad y deseándole un merecido descanso en estos próximos años de retiro.

Puede interesarte