Por Alejandro Basulto
25 marzo, 2021

Adonay Santos, un joven que tiene un emprendimiento de quesadillas, tuvo que regresar a su país natal, El Salvador, luego de cruzar irregularmente la frontera estadounidense, encontrando de regreso una generosa vocación.

Fue un 21 de febrero del 2020, antes que la pandemia del coronavirus llegara a Estados Unidos y a todo el resto del mundo, cuando el joven salvadoreño, Adonay Santos, decidió emprender un viaje de manera irregular hacia los Estados Unidos.

EDH / Francisco Rubio

Como muchos que deciden emigrar a esa potencia económica mundial, lo hizo con la finalidad de ganar más dinero y superarse hasta alcanzar sus metas, y así brindarle una mejor calidad de vida a sus seres queridos. Sin embargo, el trayecto no salió como él esperaba.

EDH / Francisco Rubio

Adonay vivió muchos días al filo de la muerte, corriendo el riesgo de fallecer en múltiples ocasiones. La frontera que hay que cruzar para llegar al gigantesco país de América del Norte está llena de peligros, incluyendo maleantes y otras personas que se aprovechan de quienes viajan en busca de una mejor vida.

EDH / Francisco Rubio

Pero después de muchos días sufriendo los embates de un peligroso viaje, este joven logró su objetivo y pudo llegar a Estados Unidos. Sin embargo, lamentablemente todo lo sufrido fue en vano, ya que después de cruzar la frontera de manera irregular, rápidamente fue deportado hacia su país. Según consignó El Salvador.com, solo pudo pisar por un corto tiempo el suelo estadounidense.

EDH / Francisco Rubio

Fue entonces que regresó a su tierra natal, El Salvador, pero no con la intención de darse por vencido, sino que con la mentalidad de buscar otra manera de salir adelante. Por lo que decidió llevar a cabo un emprendimiento de venta de quesadillas, al mismo tiempo que le empezó a dar a su cuenta de TikTok un particular y admirable uso.

EDH / Francisco Rubio

Y es que de regreso a su país, Adonay además de dedicarse a su negocio, también ocupa sus horas libres para ayudar a personas que viven en la extrema pobreza en su municipio. Como cuando por ejemplo con ayuda de varios voluntarios, logró construirle una casa a una madre soltera que vivía con sus dos hijos.

Normalmente este joven salvadoreño cuenta con sus amigos, Maurico y Luis Galicia, para realizar sus acciones solidarias. Las que promueve a través de su cuenta en TikTok, invitando a la gente a ayudar a otros y dando también a conocer por esta vía a quienes necesitan trabajo u otro tipo de apoyo económico.

En Tik Tok, Adonay es conocido como “Nay Santos”, contando con más de 141.000 seguidores en su cuenta en esa red social, que tiene como principal uso, servir para la promoción de su emprendimiento y también las actividades de ayuda social que realiza. Él no se rindió y quiere que nadie lo haga.

Puede interesarte