Esto hay que detenerlo. La crueldad ha alcanzado límites incomprensibles.

Como sociedad podemos a llegar a ser muy crueles con quienes no lucen como el ideal que tenemos. Janine Howard sí que sabe de eso, pues la mayoría del tiempo cuando sale a la calle la acosan debido a una deformidad que tiene en la cara. Esta se le desarrolló cuando era niña luego de sufrir cáncer.

Janine dice que se ve obligada a utilizar audífonos cada vez que sale a la calle, para así no escuchar a quienes le gritan. Ella es del Norte de Belfast y cuenta que le dio leucemia de niña, además una infección bacteriana afectó el desarrollo de su cara.

Skullcandy

Según lo que la mujer cuenta el acoso comenzó el día en que salió del hospital cuando era una niña. Agrega que los adolescentes suelen gritarle cosas como “cara viscosa, cara de estúpida, cara espástica, cara aplastada”. Dice que: “la única manera que tengo para omitirlos es con audífonos“.

Janine también contó que se encontró con fotos de ella en Facebook donde la gente comentaba cosas horribles y se burlaban de ella. Explica que quienes están detrás de estas cosas suelen ser adolescentes.

BBC

Le ha pedido a la policía que por favor haga algo, pero ellos le responden que en realidad no tienen poder para ayudarla. La molestan incluso cuando va por la calle con su pareja. Al menos cuando ya llega a su casa en su calle la conocen y nadie la molesta.

Si bien dice que todo esto le afecta y duele mucho, puede aguantarlo porque tiene una buena red de apoyo. Sin embargo, hay quienes no tienen esa suerte: “está mal y puede ser peligroso para las personas. Puede afectar a la gente mentalmente. Yo tengo muchos amigos y familia como para que me pase”.

Como sociedad tenemos que avanzar y dejar atrás estas prácticas que son muy dañinas para otros. Janine nos deja un mensaje: “Deténganse y piensen antes de hablar y déjenme vivir mi vida”.

Puede interesarte