Por Cristofer García
23 junio, 2020

Luego de ser recibidos por este hotel, varios de los invitados comenzaron a limpiar el jardín, las habitaciones, ayudar en la cocina e incluso en construcción.

Durante esta pandemia de COVID-19 hay quienes, lamentablemente, viven una situación peor que el resto de la sociedad. Son esas personas que ya venían con problemas desde antes, por ello, sus condiciones son aún más críticas. No obstante, también están quienes intentan tenderles una mano amiga.

Por ello, el lujoso Fownes Hotel, con 60 habitaciones en Worcester, Inglaterra, ha abierto sus puertas para hospedar a personas sin hogar durante esta cuarentena, luego de cerrar sus puertas a los clientes habituales.

Worcester News

Este hotel, cuyas habitaciones suelen costar alrededor de 200 dólares por noche, dio cobijo a unas 45 personas en esta condición, a quienes, además, les brinda alimentación gratuita. Esperan mantener esta acción solidaria hasta que reabran sus puertas a los clientes. Para ello, han reducido a sus empleados a solo 11 trabajadores, quienes han duplicado su trabajo.

Worcester News

“Somos el único hotel en Worcester que hace esto. Todos los demás cerraron sus puertas. Mi personal es muy valiente. Han superado su rol laboral, absolutamente. Nos ha acercado a todos como equipo», dijo la subgerente Julie Merrick a Worcester News.

Worcester News

Es una manera de actuar ejemplar, por la cual estos beneficiados se sienten agradecidos. Sin embargo, algunos de ellos han querido demostrar su gratitud de una forma especial. A Peter Swinbourne esta ayuda le salvó la vida.

«Nunca he dormido en una cama doble antes. Estoy feliz aquí, este es un hotel de cinco estrellas que aloja a personas sin hogar», comentó. Mientras otros están agradecidos por la comida que les brinda ahí.

Worcester News

“He sido bien atendido. Ha sido excelente. La comida también es excelente. Me siento mucho más saludable que cuando entré», dijo Terence Marriott.

Por ello, en respuesta de gratitud, algunos de estos beneficiados han comenzado a limpiar los jardines del hotel, las habitaciones e incluso ayudan en la cocina. Eddie Boult, un antiguo albañil que se hospedaba en Fownes, quiso ir más allá y comenzó la construcción de una nueva pared y patio.

Worcester News

«Lo hice porque estaba aburrido pero también como un agradecimiento al personal. Realmente me han cuidado», expresó.

Worcester News

Demostraron que hay muchas formas para ser generoso en estos tiempos, a pesar de lo poco que se pueda tener.

Puede interesarte