Por Alejandro Basulto
23 mayo, 2019

La mamá llegó 10 minutos después de la policía y estaría enfrentando cargos por confinamiento de niños en un vehículo motorizado.

Las temperaturas están que arde en algunas zonas de Estados Unidos. Y una de ellas es Maryland, uno de los 50 estados que conforman el país gigante del norte. Clima que tal vez una mamá de ese último estado no tenía en cuenta, al dejar a siete niños solos en un auto en el estacionamiento, a pleno calor, mientras ella iba de compras al centro comercial en St. Charles.

Pixabay

Dejó las puertas abiertas, pero según los informes de la Oficina del Sheriff del Condado de Charles, ella habría advertido a los niños que por ningún motivo abandonaran el auto. Y más encima, dejó las ventanas cerradas.

La edad de los pequeños iban entre los 2 y 4 años, por lo que no estaban precisamente en una etapa de su vida en que fueran lo suficientemente autónomos como para poder por su cuenta abandonar el auto en caso de que esté hirviendo. O eso es lo que uno pensaría.

Oficina del Sheriff del Condado de Charles

Ya que uno de los pequeños de 4 años, usó un teléfono en el vehículo para llamar al 911. El niño no sabía dónde estaba, pero la policía lo encontró con el GPS. Llegaron y encontraron a los niños asustados y sudorosos. El auto estaba muy caliente y si se demoraban más, quién sabe lo que hubieran tenido que lamentar.

Además de los policías, también vinieron bomberos y primeros auxilios a atender a los niños. Por suerte no fue necesario llevar a ninguno al hospital.

GETTY IMAGES

La mujer de 37 años llegó 10 minutos después de los policías y fue recibida con la noticia de que enfrenta un cargo por confinamiento de niños dentro de un vehículo motorizado.

«Es contra la ley dejar a un niño menor de 8 años sin supervisión dentro de un vehículo motorizado si el cuidador está fuera de la vista del niño, a menos que una persona confiable tenga al menos 13 años de edad y esté con el niño»

– dijeron desde la Oficina del Sheriff del Condado de Charles.

GETTY IMAGES

Ella después de ser informada de la denuncia, volvió a sus compras sin dar explicaciones. Era madre dos y cuidaba a los otros cinco… que fueron salvados de ella por un pequeño valiente que inteligentemente atinó a llamar a la policía.

Puede interesarte