Por Cristofer García
13 septiembre, 2021

Kathleen Osborne fue diagnosticada por tercera vez con cáncer cuando esperaba a su niña. Habían dos opciones: amputar la pierna y tener a la bebé o perder el embarazo por la quimioterapia. Prefirió agrandar su familia.

Una madre lo haría todo por sus hijos. Eso lo sabe muy bien Kathleen Osborne, quien fue diagnosticada con cáncer por tercera vez cuando se encontraba en el cuarto mes de embarazo de su pequeña. En temas de salud tuvo que tomar decisiones complicadas.

Esta situación delicada la que afrontaba, porque cuando se enteró de las malas noticias no sabía que esperaba una hija. Cuando los médicos le practicaron la resonancia magnética le dieron dos opciones: interrumpir el embarazo y así empezar las sesiones de quimioterapia o amputar una pierna. La madre de 28 años hizo lo que creyó correcto.

Kathleen Osborne

Lo pensó durante un día y decidió eliminar el cáncer a través de la amputación de su pierna, para así no someterse a quimioterapia y ver nacer a su chiquilla de forma sana y segura. Así trajo al mundo a su hija Aida-May.

“Estoy feliz de haber tomado la decisión de perder mi pierna porque me dio a mi hija. Si no me hubieran amputado la pierna, la habría perdido y habría estado pasando por una quimioterapia que, de todos modos, ni siquiera me habría salvado la pierna al final. No la tendría si no lo hiciera, así que todo valió la pena“, comentó Kathleen, según reseñó Metro.

Kathleen Osborne

Esta joven mamá de Wisbech, Inglaterra, ya tenía dos pequeños: Hayden de 9 años y Leo de 5 años. Le alegra sumar una pequeña a su familia. “Siempre había querido una niña después de tener a mis dos hijos primero y ahora ella está aquí, así que estoy feliz de haberlo hecho”, expresó.

“También siempre habían querido una hermana, así que, para ser honesta, ha funcionado de la mejor manera. Todavía estoy muy contenta con mi decisión. Les dije a los chicos que los Transformers me están construyendo una nueva pierna que les encanta; siguen preguntando cuándo llegará mi pierna Transformer y creen que es genial”, añadió.

Kathleen Osborne

En 2005, cuando tenía solo 11 años de edad, fue diagnosticada con cáncer en una pierna. Aunque recibió quimioterapia y extirparon la mayoría de su rótula, la enfermedad reapareció en 2016 y luego ahora en 2021.

“Los médicos me dieron dos opciones. Dijeron que podía interrumpir a mi bebé, recibir quimioterapia, operarme y lo más probable es que perdiera la pierna, o quedarme con mi bebé y que me amputaran la pierna de inmediato“, contó.

Kathleen Osborne

“Me dieron una semana para tomar la decisión y me dijeron que cuanto antes me operaran, mejor. Pensé que preferiría quedarme con mi bebé y perder la pierna. Probablemente iba a perder mi pierna de todos modos, así que también podría perderla ahora y quedarme con mi bebé”, agregó.

Sin embargo, no dejaba de ser una situación complicada acostumbrarse a su nueva vida sin una de sus extremidades. “Fue realmente difícil. Hacia el final de los 8 días, miré hacia abajo, pero fue realmente extraño ver la manta encima de mí. Pude ver un montón donde estaba mi pierna y luego nada a su lado. Realmente luché para mirar hacia abajo, simplemente no podía animarme a hacerlo“, dijo.

Kathleen Osborne

Aunque fue un situación nada fácil, está contenta con tener a sus pequeños a su lado.

Puede interesarte