Por Cristofer García
23 agosto, 2021

Después de sufrir tres pérdidas en el proceso de gestación, Milene Zanoni, de Brasil, encontró la forma de acrecentar su familia con la adopción de Gabi y Dudu. “Mi vida cambió por completo para mejor”, dijo.

Ser madre es una responsabilidad tan grande que solo las personas que están enamoradas de la idea entenderán que no es un proceso sencillo pero si lleno de alegría. Una mujer que sabe muy bien cómo es este rol es Milene Zanoni, quien, al convertirse en madre adoptiva nuevamente, se sometió a tratamientos para alimentar a su bebé con su propio pecho.

Y es que, al no tratarse de su hijo biológico, tendría que recurrir a otros métodos para que recibiera la leche materna necesaria en los primeros meses de vida. Pero, Milene, quien reside en Ponta Grossa, Campos Gerais do Paraná, Brasil, decidió que su más reciente hijo, Dudu, viviría la experiencia más natural posible.

Unsplash (foto referencial)

Para esta orgullosa madre todo esto significó la “materialización de la fuerza del amor“, según reseñó Jornal Estado de Mato Grosso. Milene necesitó un tratamiento llamado inducción de lactancia, el cual usa una serie de medicamentos y técnicas para así poder producir leche materna.

Milena quedó tan sorprendida como complacida cuando vio salir la leche materna de sus pechos, con los que da de comer a su pequeño.  Y es que, Dudu llegó a la familia con solo unos pocos días de nacido, por lo cual era necesario tener todo lo que se necesite para asegurar su buena salud y nutrición.

Milene Zanoni

“Fue un proceso que no fue fácil, tuve que dejarlo en el pecho todo el día, pero el resultado fue fantástico“, añadió la madre. Aunque también tendrá que darle suplementos alimenticios a su pequeño, no puede estar más contenta con que todo saliera de la mejor forma.

Esta práctica es común en madres que optan por la adopción para acrecentar su familia. En el caso de Miliene, esta es su segunda adopción luego de abrirle las puertas de su hogar a Gabi, quien ahora tiene 4 años de edad. De hecho, esta primera hija pasó por 6 casas distintas hasta llegar a manos de Milene y su esposo Ede.

Milene Zanoni

“(Fue) un encuentro de almas, mi vida cambió por completo para mejor“, recordó Milene. De hecho, la adopción ha sido la forma de poder llenar el corazón de esta familia, luego de sufrir tres lamentables pérdidas en el proceso de gestación.

Puede interesarte