Por Camilo Morales
15 junio, 2022

Nici García, de 29 años, estaba tan llena de deudas que decidió que la mejor forma de juntar dinero era vender el 70% de las pertenencias de su familia. A pesar de las críticas, logró juntar 46 mil dólares. “Me han dicho que estoy privando a mis hijos, pero no es así”, explicó.

Es cierto que cada familia sabe cuáles son sus códigos y sus dinámicas en su interior, pero hay veces en que algunas personas dan a conocer métodos que se alejan de las características que la sociedad tiene definidas como más “tradicionales” y “comunes“.

Hace unos días se supo la historia de Nici García, una mujer de 29 años que reveló su excéntrica manera de juntar dinero y poder pagar sus deudas, claro que, a costa de los artículos que tiene en su hogar.

Nici García

Según información de The Sun, esta mujer de Arizona, Estados Unidos, dijo que se deshizo del 70% de las pertenencias de su familia para adoptar un estilo de vida que ella define como “minimalista“.

Pero esta decisión no la tomó solamente porque un día tuvo ganas de cambiar su forma de vivir, sino que porque tanto ella como su esposo estaban llenos de deudas que sumaban un monto de 46 mil dólares, aproximadamente.

Nici García

Esta situación límite le hizo tener que tomar opciones. Una de ellas fue vender las cosas que no utilizaban y limitar la ropa de cada miembro de la familia a 14 prendas. Dentro de este nuevo método también se vieron perjudicados sus cuatro hijos, ya que sus juguetes fueron vendidos y otros objetos donados.

Nici explica que el nuevo estilo de vida no se limita solo a las cosas y lo material, sino que también han tenido que cambiar sus presupuestos en tiendas de alimentos y reducir las comidas en restaurantes u otros negocios.

Nici García

Cuando comencé era muy meticulosa con el dinero. Ponemos dinero en un sobre a principios de mes. Son 1.200 dólares para pagar el alquiler y otros 600 dólares para alimentos. Una vez que se acaba el dinero significa que no podemos usar más dinero para comprar cosas“, explicó.

Para ella los primeros meses fueron “bastante duros”, ya que les costó acostumbrarse a la dinámica. “Eventualmente nos controlamos y terminamos con dinero restante a fin de mes“, agregó.

Nici García

Ahora la familia logró pagar sus deudas y está ahorrando para una casa. Sin embargo, la peor parte se la llevaron Remington, de 7 años, Emerson, de 6 años, Charlotte, de 4 años y Sebastian, de 1 año, ya que perdieron la mayoría de los juguetes.

A pesar de eso, según su madre ellos están de acuerdo por su nuevo estilo de vida. “Vendimos y donamos alrededor del 70 por ciento de nuestras pertenencias. Los niños tenían tantas cosas que no necesitaban, porque cuando tienes niños, la gente tiende a comprarles cosas, que nunca tienes el corazón para tirar“, explicó.

Nici García

Cada habitación de su hogar ahora tiene una decoración mínima y acotada. Eso ha llamado la atención de sus cercanos. “Algunos piensan que estoy un poco loca, mientras que otros les compraron más cosas de forma intencional a los niños luego de que les tiramos sus juguetes“, dijo.

Aunque tuvo resistencia de parte de su círculo cercano al comienzo, Nici contó que ya se han acostumbrado a su estilo de vida. “Algunas personas me han dicho que estoy privando a mis hijos, pero no es así. Es posible que tengan menos juguetes, pero aún reciben un trato justo y reciben cosas nuevas, ahora solo tenemos un sistema de uno dentro de uno“, cerró.

Puede interesarte