Por Luis Lizama
23 junio, 2020

Gerardo es un profesor de Guatemala, que recorre varios kilómetros diarios para dar clases a los alumnos sin Internet.

Así como médicos, enfermeras y otros profesionales, los maestros también han enfrentado una compleja misión. El coronavirus ha cerrado escuelas y colegios en todo el mundo, por largos meses, pero los niños no pueden suspender su formación. Internet es una de las mejores alternativas, pero no todos tienen una conexión apropiada.

Con ese panorama, muchos profesores han implementado creativos métodos para enseñar. Algunos reparten las tareas puerta por puerta, corrigiendo y recorriendo, otros lo hacen a través de las radios comunitarias, esperando la sintonía de sus alumnos para hacerles llegar el conocimiento.

Este maestro adaptó un triciclo para salir y seguir dando clases a los jóvenes Santa Cruz del Quiché (Guatemala). Recorre todas las casas, con material interactivo y varios libros. Manteniendo la distancia, imparte su conocimiento en lo que ha denominado «aula móvil».

Canal 4 TCN – Quilché

Gerardo Ixcoy tiene una vocación tremenda, así de simple. Lo que hace él no lo hace cualquiera.

Cada día recorre muchos kilómetros en su transporte, con alcohol en gel, protector facial y una pizarra.

«Tenia miedo a que hubiera una deserción escolar y todavía lo tengo», dice el joven maestro mientras maneja su triciclo. 

Dice que incluso algunas familias le obsequian cosas en señal de agradecimiento por su labor.

Canal 4 TCN – Quilché

Es fácil darse cuenta que el profesor Gerardo hace su trabajo con mucha vocación y amor al conocimiento. Su satisfacción es la felicidad de sus alumnos.

Su historia se ha hecho viral en redes sociales, donde muchas personas le agradecen seguir educando a los pequeños. Se ha convertido en un héroe local, una persona digna de admiración.

Canal 4 TCN – Quilché

Actualmente Gerardo atiende a 8 alumnos del pueblo, con la esperanza de mantenerlos en el sistema educacional y vencer la tan temida deserción.

Cuando la pandemia pase, nos daremos cuenta de todos estos héroes anónimos, que realizan diariamente un trabajo vital. A todos les decimos ¡Muchas gracias!

Puede interesarte