Por Isidora Fuenzalida
9 octubre, 2020

El educador jubilado decidió desligarse de su bien material, por un motivo mayor: colaborar con otras personas de la tercera edad que no contaban con un hogar para vivir.

Nduhiu Njama, después de darse cuenta que la mayoría de los ancianos del condado de Nyeri en Kenia, no estaban siendo bien atendidos, decidió convertir su hermosa mansión de más de 55.000 dólares ubicada en Tetu, Kenia,  en un hogar para ellos.

La residencia original la construyó en el año 1992 junto a Gladys, su esposa, quien falleció en 2003. El nonageriano reveló que ambos siempre tuvieron la misión de retribuir de alguna manera a la sociedad. Era hora de cumplir el deseo.

Daily Nation

“Antes de que mi esposa muriera en 2003, siempre quisimos hacer algo para devolver a la sociedad, pero no habíamos decidido qué hacer. Pero como ella ya no está, no tengo a nadie con quien compartir la propiedad de mi casa de retiro”.

–señaló Njama al medio Daily Nation

La nieta del profesor, Joyce Wanjiku, dijo que todos se comprometieron a cumplir el deseo, ya quetambién creó una organización de caridad conocida como Gladys and Njama Foundation.

“No nos opusimos a su deseo de que parte de nuestra herencia se utilizara para la construcción de un hogar para ancianos”.

–dijo su nieta al medio Daily Nation

Daily Nation

Wanjiku, una mujer que trabaja en la Fundación para el Cuidado de Ancianos “Purity”, una organización no gubernamental (ONG) que se ocupa de ancianos, principalmente del condado de Nyeri en Kenia, dijo que “muchos ancianos vivían de la mano a la boca”. 

“La fundación recibe llamadas telefónicas de personas que preguntan si tenemos un hogar para ancianos, lo que es muy triste, pero es necesario tener uno”.

–señaló al medio Daily Nation

Daily Nation

El tutor jubilado, consciente del hecho de que la mayoría de los jóvenes emigraban a las zonas urbanas en busca de nuevas oportunidades, argumentó que los ancianos podían sufrir en casa como consecuencia de ello y esto lo motivó a donar su mansión para ellos.

La comunidad no contaba con una residencia exclusiva para la tercera edad, para su cuidado y bienestar, por eso es tan importante la decisión que tomó Nduhiu Njama.

 

Puede interesarte