Por Valentina Miranda
27 julio, 2022

“Sé que como madre se supone que debo estar molesta con él por recurrir a la violencia o ser suspendido, pero no lo estoy. Ni siquiera un poquito”, dijo Allison Davis en Facebook al contar la historia de Drew, quien ha recibido las amenazas y burlas de un compañero de clase por años, y sin recibir ayuda.

La escuela no debería ser un lugar que signifique problemas para los niños, sino que uno donde aprenden, crecen y comparten. Sin embargo los asuntos como el bullying les terminan haciendo la vida imposible y convierte en una pesadilla de cada día, sobre todo cuando no reciben la ayuda que necesitan y es cuando los padres tratan de hacer lo más justo por ellos.

Así lo ha demostrado Allison Davis, una madre de Springfield (Estados Unidos) que no dudó en apoyar a su hijo Drew después de que golpeara al niño que lo molestaba por mucho tiempo, ya que la escuela nunca solucionó el problema.

Facebook: Allison Davis

Alison contó en Facebook que Drew ha sido acosado por este niño y su grupo de amigos desde la secundaria. Amenazaba con golpearlo, lo seguía por los pasillos, se burlaba de él, lo molestaba en las clases, por mensajes y redes sociales, por lo que Allison conversó con los maestros y la administración pero sin conseguir la ayuda necesaria.

“Ni una sola vez la escuela ha castigado al niño que ha amenazado y acosado a Drew una y otra vez”, dijo en la publicación.

Imagen referencial: Pixabay

Ante esto, Drew dejó de hablar con los adultos porque sentía que nadie podía ayudarlo. Allison rogó por ayuda en un correo electrónico que envió a la escuela, y la única respuesta que obtuvo fue ambos niños firmaran un acuerdo para no tener contacto, lo cual indignó a la madre.

“Y, como Drew, desistí de intentar que la escuela hiciera algo que detuviera a este niño de intimidarlo”, detalló en Facebook, y finalmente Drew se encargó de encontrar la solución por sí mismo.

Imagen referencial: Pixabay

Un día que estaba en el autobús, su acosador se acercó como siempre para burlarse de su padre, amenazarlo a él y a su hermano de 11 años. Ante esto, Drew se cansó de no recibir ayuda y decidió que él mismo se haría cargo del asunto, así que lo golpeó y después de eso el niño no volvió a molestarlo.

“Tres puñetazos y su matón gritó como un bebé, sus amigos secuaces se callaron y esta mañana el matón ni siquiera lo miró. Problema resuelto, contó en la red social.

Facebook: Allison Davis

Sin embargo a la escuela no le gustó esta acción de Drew y lo suspendió por 5 días, lo cual molestó a su madre pero no dudó en apoyarlo.

“Sé que como madre se supone que debo estar molesta con él por recurrir a la violencia o ser suspendido, pero no lo estoy. Ni siquiera un poquito. Durante años, la escuela le ha fallado a Drew. Cuando este niño ha amenazado constantemente con golpear a Drew junto con varios de sus amigos, la escuela no hizo nada, comentó en la red social donde ha recibido apoyo por defender a quien ama y hacer lo que parecía correcto en este caso.

Puede interesarte