Por Camilo Morales
9 septiembre, 2021

Charlotte Carruthers dijo que iba a matricular a su hijo de 15 años en otra escuela porque “no quiere volver después de todo lo que tuvo que pasar”. Desde la institución se defendieron y dijeron que no lo habían expulsado.

Es común que la mayoría de escuelas en el mundo tengan reglamentos internos importantes, como los son los códigos de vestimenta. Éstos son utilizados, según las instituciones educacionales, para que no exista diferencia ni desigualdades entre los estudiantes, y que no se genere discriminación.

Sin embargo, siempre han sido motivo de debate porque generan tensión entre los alumnos y sus autoridades, ya que muchas veces los jóvenes intentan saltarse esas normas y abogan por mayor libertad de expresión.

Pixabay

Un caso de este tipo ocurrió en Nottingham, Inglaterra, específicamente en la escuela Ellis Guildford School, en donde una madre denunció que su hijo de 15 años fue excluido de clases porque su peinado no se ajustaba al reglamento interno, según informó Daily Mail.

Pixabay

El conflicto está en que, según la mujer, Charlotte Carruthers, de 35 años, su retoño, Tyrelle Richards, ha llevado el pelo de ese estilo durante los último 5 años y nunca antes le habían hecho problema por tenerlo así.

Nottingham Post

Su cabello, en cuestión, está estilizado con largas trenzas y una partidura al medio. Según el colegio, esto no iría acorde al reglamento ya que “no se permiten peinados extremos“. Si un alumno no cumple esta medida entonces será aislado de las clases “hasta que se resuelva la situación“.

A pesar de que su madre acusa que no pudo entrar a clases por un día completo para reflexionar sobre su situación, desde la escuela Ellis Guildford School explicaron que esto nunca pasó y que “no se ha producido ninguna exclusión para ningún niño por su corte de pelo“, según dijo el director, Chris Keen.

Nottingham Post

Además, mencionó que de respetarse alguno de los puntos del reglamento interno “se les advierte a los niños por separado hasta que contactamos a los padres y acordamos un camino a seguir“, pero no son excluidos.

Por su parte Charlotte sigue denunciando que hubo discriminación contra su hijo y que la situación le produjo “ansiedad” y “estrés“. Junto con eso, están evaluando cambiar al joven de escuela por todo el conflicto que hubo.

Nottingham Post

No quiere volver después de todo lo que tuvo que pasar. Está demasiado ansioso por volver a una escuela que le causó tanto estrés“, cerró la mujer.

Puede interesarte