Por Elena Cortés
8 marzo, 2017

¡Vas a llorar cuando veas el vídeo!

Una de las decisiones más difíciles es decirle adiós a tu familia y servir para el ejército de tu país. El Mayor Sam Sanderson lo ha vivido durante sus casi 20 años de servicio. Ha tenido que perderse varias navidades y cumpleaños de sus dos hijos en varias ocasiones. Para poder hacerles sentir un gran momento a sus pequeños, decidió sorprenderlos de una forma muy única y especial. (A sacar toallitas para secarse las lágrimas).

Para Sam Sanderson perderse los momentos más importantes de su hija de 15, y su hijo de 11 años ha sido lo más difícil que ha podido vivir, a pesar de haber servido al ejército estadounidense alrededor de 20 años y combatir en Afganistán en varias oportunidades. 

Para el 1 de marzo de 2017, la mamá de Raegan (15) y Jordan (11) decidió llevarlos a un partido de baloncesto a ver a su equipo de la NBA favorito (Utah Jazz).

(O eso pensaron). En un momento del partido, los dos chicos fueron llevados al centro de la cancha, ambos con los ojos vendados. Ellos creyeron que estaban ahí porque tendrían la oportunidad de ganar algo de dinero jugando “caliente y frío” tratando de encontrar a la mascota del equipo de Utah.

Aquí viene la mejor parte:

Cuando al fin les quitaron las vendas de los ojos, el que estaba parado en frente de ellos no era la mascota sino ¡su padre!

“No me soltaban. Mi hija estaba muy emocional. No podía dejar de temblar y estaba tratando de no tener un ataque de pánico”. 

-Sam a ABC

El hombre ha descrito el momento como “surrealista”.

Y en aquel instante, cuando por fin padre e hijos pudieron volver a abrazarse, todo el estadio guardó silencio y contempló un momento tan especial y hermoso. 

Home. 🇺🇸

Posted by Utah Jazz on Wednesday, March 1, 2017

Hogar. 

Se sabe que Sam Sanderson tiene planeado retirarse este verano. Y seguir dándole apoyo a todos los veteranos que asisten al Veterans Affair Medical Center.  Al mismo tiempo, el orgulloso papá contó que está disfrutando mucho el tiempo al lado de sus hijos y su esposa.

Aquí les dejamos el emotivo reencuentro:

¡Esperemos que sigan más unidos que nunca!

P.d. Los extraño mamá y papá. 

Puede interesarte