Por Constanza Suárez
15 junio, 2020

Ahora Cynthia Kudji Sylvester y Jasmine comenzarán a ejercer la carrera que siempre quisieron. Se apoyaron mutuamente todo el tiempo.

Cynthia Kudji Sylvester y su hija Jasmine comenzaron a estudiar medicina al mismo tiempo y ahora se graduaron juntas. Son la primera pareja de madre e hija en lograr esta hazaña coincidir en el mismo sistema hospitalario. Ambas siempre quisieron ser doctoras. 

La pareja ahora comenzará sus carreras juntas como residentes médicos en el Sistema de Salud de la Universidad Estatal de Louisiana; Cynthia será residente de medicina familiar en LSU Health Lafayette, mientras que Jasmine será parte del equipo de 11 residentes quirúrgicos entrantes en LSU Health New Orleans.

Su familia se mudó de Ghana a Estados Unidos cuando Cynthia tenía dos años y fue durante un viaje de regreso a África que decidió ser médica. 

Adrienne Battistella

Durante su visita, una niña se acercó a Cynthia y a su madre, pidiéndoles que ayudaran a su hijo enfermo. “Al ver esa disparidad realmente, me sacudió, ya sabes, y me hizo querer hacer algo al respecto”, dijo a USA Today.

Sin embargo, tuvo que dejar de soñar con convertirse en doctora a los 22 años cuando quedó embarazada de su hija. En cambio, comenzó su carrera como asistente de enfermería antes de convertirse en enfermera registrada dos años después.

“Tuve que poner mi sueño de ser médico en espera porque necesitaba un trabajo”, explicó Cynthia. Necesitaba traer un ingreso. Y ahí es donde entró ser enfermera. Años después, en 2013, cuando Jasmine estaba en la universidad, Cynthia se matriculó en una escuela de medicina y el resto es historia.

Adrienne Battistella

Jasmine creció visitando a su madre en los hospitales y viéndola trabajar como asistente de enfermería, algo que dice que la inspiró a convertirse en doctora. “Es algo que siempre fue parte de mi vida, gran parte de eso fue natural”, contó. 

La joven comenzó la escuela de medicina en 2015, dos años después de su madre, y la se apoyaron mutuamente durante el proceso. “Las líneas de la maternidad realmente se vuelven borrosas. Ella se convierte en mi mejor amiga, ya sabes, se convierte en mi confidente, durante todo el proceso”, dijo Cynthia. 

“Lo difícil de la escuela de medicina es que no todos entienden realmente lo que pasas durante esos cuatro o cinco años que estás allí. Así que tener a mi madre como la persona que entiende eso fue genial. Solo pueden confiar el uno en el otro durante todo el proceso”, agregó. 

Con el fin de dar a las niñas y mujeres negras una idea de sus vidas y motivarlas a seguir sus sueños, el dúo ahora comparte sus experiencias personales en línea en forma de un blog llamado The MD Life, donde explican cómo postularse a la escuela de medicina, entre otras cosas.

Adrienne Battistella

“No es frecuente que vea personas que se parecen a mí en mi campo, por eso es tan importante para nosotros asegurarnos de mostrar nuestras caras y difundir nuestra historia

Cuando eres joven y no ves a alguien que se parece a ti haciendo algo que quieres hacer, cuando ves que otras personas lo hacen, empiezas a pensar bien, tal vez estas personas son inherentemente mejores que yo”, comentó Jasmine.

“Entonces, por eso creo que la representación es importante. Muestra a los jóvenes o incluso a las personas mayores que, no, no hay nada inherentemente malo en ti, no eres menos inteligente o menos capaz. Sabes, tú también puedes hacerlo”, continuó.

Tanto la madre como la hija comenzarán sus residencias el 1 de julio, con Cynthia con sede en Lafayette, Louisiana, durante tres años y la rotación quirúrgica de Jasmine, que durará cinco años, que le obligará a viajar entre Baton Rouge, Lafayette y Nueva Orleans.

Puede interesarte