Por Camilo Morales
16 septiembre, 2021

La madre, llamada Katerina, fue criticada por las redes sociales debido a lo estricta que fue con su hijo de 5 años. Algunos explicaban que posiblemente el niño tuviera problemas de aprendizaje y por eso se comportaba mal en la escuela.

Hay padres que cuando se trata de la crianza de sus hijos son estrictos y rígidos, a tal punto que ciertos castigos son muy duros. Es por eso que cuando aquellos niños no se comportan bien y comenten algunas faltas sus padres son implacables. 

A pesar de que la crianza nunca es algo fácil, esa forma de educación y de transmitir valores puede ser muy resistida por algunos padres y especialistas, es por eso que cuando se sabe de casos así se genera polémica.

TikTok @kat.rodriguez13

Algo de este tipo ocurrió en Estados Unidos, en donde el caso de una madre y su hijo se hizo viral. Se trata de Katerina, una madre que castigó a su hijo por no escuchar ni poner atención en el aula de su escuela, según informó The Sun.

Lo polémico fue la forma del castigo y la posterior publicación de la situación. Katerina obligó a su hijo a correr en la calle a su hijo de 5 años bajo un calor extremo de casi 40 grados Celsius. “Mi hijo de cinco años no quiere escuchar en la escuela (…) Hace ruidos molestos, no escucha, piensa que no necesita calmarse cuando viene del patio de recreo“, dice en el video.

TikTok @kat.rodriguez13

En el registro se puede ver a la mujer junto a su pequeño hijo mientras corren por la calle. “Vamos a correr a 40 grados de temperatura“, dice ella.

En medio de la maratón improvisada, ella le pregunta si él se portará bien en la escuela, a lo que el responde de forma afirmativa. “No vamos a golpear, no vamos a azotar, vamos a disciplinar, veremos qué trae el mañana“, concluye la mujer.

TikTok @kat.rodriguez13

La publicación, que posteriormente eliminó de su TikTok, se hizo viral rápidamente y se llenó de comentarios de usuarios criticando el actuar de la mujer. Algunos explicaban que posiblemente el niño tuviera problemas de aprendizaje y la madre, en vez de apoyarlo en su situación, lo hacía sentir avergonzado.

Sin embargo, la madre se defendió diciendo que habían intentado otras estrategias para que su hijo se comportara mejor y pusiera atención en el colegio, pero que no había funcionado. “No es que sea asunto de nadie, pero estoy criando un hombre“, cerró ella.

Puede interesarte