Por Valentina Miranda
4 julio, 2022

Maria Fincher ha aprobado la relación de Alex y Ryan desde el inicio hasta su boda. Cuando ambos, con la misma condición, mostraron su interés en agrandar la familia, la madre rechazó la idea por miedo a que ella y su esposo terminen cuidando a sus nietos.

El amor llega en cualquier momento a la vida de las personas, aunque se manifieste de distintas maneras según el caso. Mientras que algunas parejas optan por mantener su estilo de vida, otras buscan agrandar la familia con sus hijos.

Tal es el ejemplo de Alex Fincher y Ryan John, una pareja con síndrome de Down que han vivido momentos maravillosos desde que se conocieron, aunque hay ciertos aspectos que no son del gusto de todos. Ante el deseo de tener hijos, la madre de la mujer mostró su oposición a la idea en una entrevista.

Facebook: Alex Fincher

Todo comenzó cuando Alex y Ryan se conocieron en su clase de teatro para personas en su situación, donde no tardaron en hacerse amigos y, con el tiempo, se convirtieron en los mejores. Aunque Ryan comenzó a sentir algo especial por su compañera y le preguntó si quería ser su novia, a lo que ella rechazó cortésmente pero la amistad continuó sin problemas.

Finalemente se convirtieron en novios con la aprobación de la madre de Alex, Maria Fincher, según contaron al programa “Love Me As I Am: Untold Australia” de SBS.

Facebook: Alex Fincher

La relación fue creciendo con el paso del tiempo hasta el punto en que Ryan se atrevió a pedirle matrimonio a Alex. Con el cariño y apoyo de familiares, estuvieron comprometidos por dos años hasta el gran día de la boda.

Cuando comenzaron a ver los preparativos, conversaron con el medio australiano sobre su amor y si tendrían hijos, a lo que Alex contestó “Sí, eso sería bueno“. Ryan también estuvo de acuerdo, pero Maria dio una respuesta diferente.

Facebook: Alex Fincher

“No hay forma de que Alex y Ryan tengan hijos”, contestó la madre a SBS y agregó “Pueden tener un perro“. Resulta que Maria pensó en qué pasaría si la pareja no pudiera cuidar de sus hijos, por eso se sinceró al respecto.

“Dependería de Glen y de mí criarlos y estamos envejeciendo. Simplemente no podríamos criar a otro niño. No“, contestó al programa, insistiendo que no deberían tenerlos “bajo ninguna circunstancia”.

SBS Australia

Esta opinión no fue ignorada por las personas que vieron el documental sobre los enamorados y no tardaron en criticar a la madre por sus declaraciones.

La directora del grupo de discapacidad Queensland Advocacy Incorporated, Michelle O’Flynn, rechazó los dichos de Maria y apoyó a la pareja en su decisión. “En primer lugar, las personas con discapacidad y las personas con síndrome de Down tienen los mismos derechos a la integridad física, a la familia y a las relaciones que cualquiera de nosotros, y no es decisión de los padres”, dijo a Daily Mail Australia.

Mientras que los usuarios le desearon lo mejor a la pareja y enviaron todo su apoyo.

Puede interesarte