Por Felipe Costa
4 diciembre, 2020

En tiempos de pandemia junto a una era digital, BLANC llega como alternativa para estar a salvo del COVID y el robo de identidad.

La pandemia de COVID ha transformado, sin dudas, la industria de la moda. Hoy todo el mundo está pendiente de poder llevar su protección facial y algunos ya tienen asumido que se trata de un implemento que llegó para quedarse. Pero si a eso le sumamos la sensación de hipervigilancia de las ciudades modernas, podemos hablar de un elemento estético totalmente nuevo en la industria.

Unos ingeniosos fabricantes de máscaras tuvieron la brillante idea de combinar la necesidad de anonimato en una era digital, junto con el cuidado sanitario en tiempos de pandemia. Así nació BLANC, un proyecto Kickstarter que superó los 140 mil dólares de financiamiento para desarrollar complementos faciales acordes a la época en que vivimos.

BLANC

No son solo máscaras, gracias a su filtro también funcionan para eliminar las partículas del virus COVID y distintas moléculas en suspensión, lo que las diferencia de las mascarillas normales.

Los filtros HEPA permiten pasar el aire a través de varias capas de microfibras, éstas están diseñadas para recoger pequeñas partículas de cosas como el polen y los gérmenes en el aire, lo que incluye la protección contra virus como el COVID-19.

BLANC

La necesidad de cubrir la identidad surge ante el miedo de que hoy software de reconocimiento facial puedan detectar la identidad de una persona, así como se ha visto en juego, en Estados Unidos, el resguardo de la privacidad, según afirman en BLANC.

“El reconocimiento facial abre una pendiente resbaladiza a un mundo de vigilancia policial sobrealimentada”.

–BLANC en Kickstarter

BLANC

Las máscaras están a la venta a un precio de 79 dólares, muy por debajo de los 140 que se enunciaba, aunque ya quedan pocos ejemplares. Con la meta de financiamiento superada, se espera que ahora desde BLANC puedan comenzar a producir en masa.

BLANC

Si gustas obtener tu propia máscara BLANC, puede hacerlo apoyando el Kickstarter, que promete en sus recompensas hacer entrega de un ejemplar a sus contribuidores.

Puede interesarte