Por Macarena Faunes
8 octubre, 2019

Ariel y Damián son padres de Olivia y Victoria. Crearon su propia fundación para orientar a parejas homosexuales en temas de adopción. Luchan por los derechos de las minorías sexuales a formar sus propias familias.

El amor es amor, sin importar el género o las preferencias sexuales. No tiene nada de malo amar a una persona de tu mismo sexo, ni mucho menos hacer una familia con ella o él. Recibir a un menor en tu vida es una de las mejores maneras de hacerlo. Ese pobre ser humano ha vivido en la soledad y sufrimiento durante mucho tiempo, y es hora de que sea feliz. No todos comprenden esto, por lo que lo siguiente es una gran noticia para Latinoamérica.

Ariel y Damián se convirtieron en la primera pareja gay en adoptar en Argentina. Lo hicieron a través del Registro Único de Aspirantes a Guarda con fines Adoptivos (RUAGA), de Santa fe. Un hecho histórico para la comunidad LGTB.

Facebook Ariel Vijarra

Ariel Vijarra contó a El Clarín, que ha estado casado con Damián hace 15 años, pero demoraron 6 para hacer crecer a su familia.

Facebook Ariel Vijarra

Se unieron en matrimonio en 2012, cuando llevaban 3 años intentando acoger legalmente a un menor. Al ver que los trámites se demoraban, decidieron firmar este documento para agilizarlos.

Facebook Ariel Vijarra

Ariel es oriundo de Las Parejas, en Rosario. A pesar de que la ciudad lo acobijó y le dio cierta libertad, siempre se sintió presionado por su condición sexual.

Facebook Ariel Vijarra

«Me dijeron que no iba a poder enamorarme, ¡y me casé! Me dijeron que no iba formar mi familia, ¡y hoy tengo mis dos hijas! En ese tiempo aún existía la adopción directa como otra opción, otro camino oscuro el cual casi rozaba lo ilegal, donde el ser padres se convierte en un comercio, los finales eran inciertos, camino que también transitamos ante la desesperación, camino que nos lastimó y puso en jaque nuestra pareja en varias ocasiones. Porque lo que nadie comprende y contempla en esta búsqueda es la soledad que se transita siempre al borde de la locura, arriesgándolo todo, nuestras familias y la salud. Nada nos fue fácil. Pero que tanta lucha e insistencia vale la pena».

-Ariel Vijarra a El Clarín-

Facebook Ariel Vijarra

En octubre de 2014, la pareja fue vinculada a una niña de 14 años que estaba embarazada. Se convirtieron en padres de Olivia, una bebé de 28 días que es portadora de VIH. La menor fue rechazada por 10 matrimonios heterosexuales. A ellos su patología no les importa, la quieren como si fuera su propia hija.

Facebook Ariel Vijarra

«No fue magia, ni fácil. No se trató de que nosotros éramos especiales. Se trató de haber madurado en esos 6 años la idea de ser padres y abrir nuestras cabezas, el corazón, y entender que los hijos ideales no existen y transformar nuestro deseo de ser padres en necesidad».

-Ariel Vijarra a El Clarín-

Facebook Ariel Vijarra

En febrero de 2015 adoptaron a su segunda hija. Victoria llegó a sus vidas con un día de nacida. «Quiero que ellos sean los padres de mi bebé», fueron las palabras de su madre biológica. En cuatro meses se convirtieron en sus padres oficiales. Olivia se sometió a los tratamientos de prevención y no tiene VIH.

Agradecidos por la labor que hizo RUAGA por ellos, al defender sus derechos a formar su propia familia, la pareja formó la ONG Acunar Familias. Brinda apoyo, contención e información para asesorar a los futuros padres adoptivos homosexuales. Ellos no están solos.

«Luchamos por más familias reencontradas, por más niños creciendo rodeados de amor y acompañamos en todas las instancias, desde la propia experiencia, desde el corazón», es la forma en que estos enamorados describen su fundación.

Las parejas gay tienen el mismo derecho que las heterosexuales a adoptar. Muchas de ellas son mejores personas que uno. Sólo quieren dar amor y cariño a un indefenso ser que está creciendo en un agresivo ambiente. Digamos NO a la discriminación. Felicitamos a Damián y Ariel por la maravillosa familia que han construido.

Puede interesarte