Por Camilo Morales
8 octubre, 2021

Algo que la motivó a intentarlo fue conocer a un médico en silla de ruedas en el hospital donde asistía a sus tratamientos. “Estaba segura de que yo también podía intentarlo (…) Persistí y logré alcanzar mi meta”, dijo.

Para muchos jóvenes en el mundo es muy difícil poder acceder a una educación de calidad, ya que en varios países es necesario tener que desembolsar grandes cantidades de dinero para matrículas y mensualidades.

Pero además de eso, hay veces en que hay otros obstáculos a nivel social que no permiten que algunos niños cumplan sus sueños. Y es que, a pesar de que la gente con capacidades diferentes pueden desarrollar su vida con total normalidad, hay ocasiones en que falta más inclusión en algunas áreas de la sociedad. 

Ana Paula de Souza

Ana Paula de Souza, una estudiante brasileña de 19 años, tuvo que luchar con ese tipo de prejuicios, ya que tiene una discapacidad motora en las extermidades inferiores, producto de una parálisis cerebral, según información de Razoes Para Acreditar.

A pesar de que ha podido vivir su vida de la mejor forma posible, muchas personas cuestionaron su decisión de entrar a estudiar Medicina a la Universidad Federal de Juiz de Fora, ya que según ella las personas le decían que no podría hacerlo debido a su discapacidad. 

Ana Paula de Souza

Muchos me dijeron que me rindiera. Pero mi mayor sueño es graduarme y convertirme en un gran médico, para ayudar a los necesitados“, explicó Ana. 

Esos prejuicios a veces venían de las mismas instituciones a las que intentaba postular cuando era más pequeña, las cuales temían que ella pudiera retrasar a los demás estudiantes. Pero Ana siguió adelante con su educación y se atrevió a postular a la universidad.

Ana Paula de Souza

Como no podía pagar un curso comencé a estudiar en casa con libros que ya tenía (…) Encontré algunos en la basura y los aproveché“, explicó.

Además, se dio cuenta que más allá de los comentarios pesimistas que le hacían algunas personas su sueño podía hacerse realidad. Como Ana ha estado visitando constantemente el hospital para hacer su tratamiento, conoció a un médico que estaba en silla de ruedas. 

Ana Paula de Souza

Pensé que, por estar en silla de ruedas, graduarme de médico era algo muy alejado de mi realidad, hasta que lo conocí. Lamentablemente no tuve la oportunidad de consultar con él, pero estaba segura de que yo también podía intentarlo“, contó la joven. 

Ana logró matricularse en Medicina y comenzará sus clases en 2022. Muchos le dijeron que podía ser muy exigente para ella, dado que debía asistir en silla de ruedas. “Persistí y logré alcanzar mi meta“, finalizó.

Puede interesarte