Por Camilo Morales
19 noviembre, 2021

Según contó Louise Johnson, de 28 años, cuando fue a arreglar su teléfono estaba “en total shock. No podía creer lo que estaba pasando (…) Es espeluznante y pervertido revisar las fotos privadas de otra persona sin su permiso”.

Es normal que las pantallas de los teléfonos celulares tiendan a estropearse, ya que una simple caída las puede trizar, así como también dañar sus componentes internos. Cuando eso ocurre, las personas llevan sus teléfonos a locales especializados para repararlos.

Y en este contexto, los clientes saben que pueden confiar en los técnicos que repararán sus aparatos, ya que están capacitados para ese trabajo y son profesionales. Pero hay ocasiones en que eso no ocurre.

Louise Johnson/LADBible

Louise Johnson, una mujer británica de 28 años, hace poco dañó la pantalla de su celular y su batería, por lo que tuvo que enviarlo para que lo repararan. Sin embargo, tuvo que pasar por un desagradable momento.

Según información de LADBible, la mujer llevó el aparato a The Mobile Doctor en Worcester, Inglaterra, en donde descubrió que uno de los trabajadores comenzó a revisar las fotos íntimas que ella guardaba en su celular.

Louise Johnson/LADBible

La joven dijo que ella intentó quitarle el celular, pero que el hombre le arrebató el aparato de sus manos. De inmediato, llamó a la policía y demostraron a través de imágenes de la cámara de seguridad que el técnico había estado mirando imágenes íntimas de la mujer en bikini durante 15 minutos.

Algunas eran personales para mí. Había fotos mías en bikini y en ropa interior que eran bastante íntimas. Eran fotos que le había enviado a un novio y a nadie más“, contó la mujer sobre el contenido de las fotos.

Louise Johnson/LADBible

Además, dijo que se sintió “violada” y que estaba “disgustada y en total shock. No podía creer lo que estaba pasando (…) Es espeluznante y pervertido revisar las fotos privadas de otra persona sin su permiso“.

La joven intentó que la policía le dijera la identidad del sujeto, pero los oficiales le dijeron que eso no era legal. “Casi caigo en estado de shock (…) Un hombre extraño puede revisar mis fotos privadas sin permiso, pero su identidad está protegida por la protección de datos. ¿Cómo es eso?“, se preguntó.

Louise Johnson/LADBible

Finalmente, desde la empresa le informaron a la joven que el trabajador fue despedido y ofrecieron sus disculpas. “Esto no volverá a suceder en el futuro“, cerraron desde la tienda The Mobile Doctor.

Puede interesarte