Por Constanza Suárez
13 noviembre, 2020

“Sentí la necesidad de colaborar. No podía dejarlos desamparados y ni bien pude me sumé”, dijo Wilfredo Medrano de 68 años.

Wilfredo Medrano es un médico argentino que ha emocionado con su historia. El profesional de la salud, especializado en pediatría y que ha ejercido por más de 30 años, volvió a atender pacientes en medio de la pandemia de coronavirus para ayudar. 

El hombre de 68 años, oriundo de Salta, confirmó que será médico “hasta que se pueda”.

Wilfredo Medrano

“Me siento útil. Me siento feliz. La gente me llama y para mí es una alegría. Hace dos años que no ejercía, pero tengo una familia muy grande de la que nunca deje de ser médico. Yo juego al fútbol, al tenis, manejo, tengo amigos. Me siento joven y útil. Seré médico hasta el último, hasta que se pueda, hasta que ya no razone bien”, comentó Wilfredo a La Gaceta de Salta.

Unsplash

Actualmente Wilfredo atiende a través de WhatsApp y Zoom a los pacientes del hospital. Han logrado descomprimir el sistema de emergencia. 

“Uno tiene años de experiencia y nunca deja de estudiar. Nunca dejé de actualizarme sobre la pandemia. Entonces no es lo mismo que una comadre o un farmacéutico te digan ‘tomate esto’, que el consejo de un médico. Sentí la necesidad de colaborar. No podía dejarlos desamparados y ni bien pude me sumar” continuó. 

Unsplash

Medrano también habló sobre la pandemia de coronavirus y la comparó con la del cólera en 1992, momento en que atendía en Colonia Santa Rosa. “La salud también estaba saturada. Llegamos a poner 40 litros de suero a una persona en 24 horas. Pero la educación en los niños, adolescentes y trabajadores tuvo un rol clave. Dimos muchas charlas en las escuelas, hicimos afiches, dibujos, juegos, y luego eran ellos los que influían a sus papás y les pedían que se laven las manos. En esta pandemia faltó concientización”, dijo.

Unsplash

¡Gran labor!

Puede interesarte