Por Cristofer García
11 enero, 2021

Esto ocurrió en Madrid, ciudad que se encuentra cubierta de nieve por el paso de la tormenta Filomena. En esta situación, el galeno demostró su compromiso.

Si algo ha quedado demostrado durante esta pandemia de COVID-19 es la valentía del personal médico, quienes lo arriesgan todo por sus pacientes. Y es que, ellos no pueden olvidar su juramento hipocrático, por el cual nunca dejarían de atender a los enfermos, por más difícil que sea la situación.

Un caso más de ese compromiso con su profesión lo demostró este joven médico en España, quien a pesar de atravesar una tormenta de nieve, recorrió 17 kilómetros a pie para poder llegar a su puesto de trabajo en el hospital.

Efe

Esto ocurrió en la ciudad de Madrid, capital de este país europeo, donde el médico interno residente, que no ha sido identificado, hizo todo lo que pudo para poder llegar hasta el Hospital Puerta de Hierro. Tal como se puede ver en un video grabado por el propio galeno, se le veía en buena forma cuando llegaba trotando al centro de salud para cumplir con su turno.

Paz Maese / Twitter

“Después de 17 kilómetros de pura nieve, una hora y tres cuartos, he llegado al hospital para poder hacer la guardia, así estamos. Un saludo”, dice el joven doctor, mientras aún terminaba de atravesar lo que le quedaba de esta tormenta helada.

Efe

Su historia ha llegado a los oídos de muchas personas y ha terminado por conmover a sus compatriotas, por lo comprometido y leal que es este doctor con sus pacientes. Incluso, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, dedicó unas palabras de reconocimiento al joven médico, para felicitarlo por su hazaña.

Paz Maese / Twitter

“Todo mi reconocimiento a este joven médico interno residente que ha recorrido 17 km por la nieve para hacer la guardia en el Hospital Puerta de Hierro“, dijo Illa, en su cuenta en la red social Twitter.

Paz Maese / Twitter

El ministro agregó que “el compromiso que está demostrando todo el conjunto de trabajadores de la sanidad es un ejemplo de solidaridad y entrega“.

Pero no ha sido el único trabajador sanitario en dar muestras de su responsabilidad laboral, sino que debido a la nevada que cae sobre la capital española, muchos otros profesionales de la salud han lidiado con situaciones similares para llegar hasta sus trabajos.

Esto se debe al paso de la tormenta Filomena, lo cual ha dejado a Madrid bajo una blanca capa de nieve, que a pesar de que los ciudadanos lo han disfrutado, también ha generado problemas para la movilización.

Puede interesarte